CÉSAR CUBERO 
29 de julio de 2016 / 10:20 a.m.

MONTERREY.- En lo que va del año, los robos con violencia en Nuevo León se incrementaron en un 46.7 por ciento, esto con respecto al último semestre del 2015, según datos de la Procuraduría General de Justicia del Estado.

En conferencia de prensa, el Observatorio Ciudadano pidió a las autoridades darle prioridad en sus agendas al tema de la seguridad, así como mantener una mayor coordinación entre ellos.

"Es crucial mantener la coordinación, fortalecerla, encontrar herramientas de uso común, que puedan compartir información entre ellas, y sobre todo, queremos ver realmente en el tiempo que le dedican los alcaldes y el gobernador que la seguridad sea una prioridad en sus agendas porque en este momento el estado así lo demanda", dijo Sandrine Molinard, directora del Consejo Cívico.

Los municipios que presentaron una mayor alza en el número de robos violentos fueron  con 170.4 por ciento; San Pedro, con un 120 por ciento, y Escobedo, con un 70 por ciento.

Habitantes de municipios ajenos al área metropolitana también se vieron afectados, un ejemplo es Pesquería, donde la cifra aumentó en un 121.4 por ciento.

Estos números no se habían registrado desde el periodo octubre-diciembre del 2012 y sitúan a Nuevo León dos lugares más arriba en la escala nacional de robos con violencia, pasando del décimo lugar, al octavo, refirieron datos del Secretariado Ejecutivo.

Los robos a persona se incrementaron en un 32.9 por ciento, con 900 denuncias, frente a las 677 del último semestre del 2015. Los municipios que arrojaron un mayor número de cifras fueron: Escobedo, con 131.6 por ciento; Guadalupe, con 120.8; y Apodaca, con 93.9.

Otro tema que llama la atención es el aumento en los delitos patrimoniales, específicamente a casas y a negocios, los cuales presentaron índices no vistos desde hace más de tres años.

El robo a casa habitación se disparó en un 41.7 por ciento, con 890 casos, cifra sólo equiparada al periodo de octubre-diciembre del 2013, siendo los municipios más afectados: San Pedro, con 33.3 denuncias por cada 100 mil habitantes; García, con 23.9; y Escobedo, con 16.9.

Ante estas cifras, los integrantes del Observatorio Ciudadano hicieron un llamado a aumentar los patrullajes de vigilancia y a no elegir cantidad sobre calidad en cuanto a elementos policíacos, por lo que piden reforzar las pruebas de control.

"Tenemos que subir el nivel de exigencia, cuando hablamos de tener una mejor calidad no hay que olvidar que las pruebas de confianza son fotografías del momento, éstas tienen que ser de forma periódica", señaló José Mario Garza, director de Coparmex Nuevo León, "no se trata de aligerarlas o disminuirlas, sino por el contrario, hay que fortalecerlas", dijo.

En cuanto a las denuncias por robo a negocios, éstas presentaron un alza del 56 por ciento, con 2 mil 409 frente a las mil 544 del último semestre del 2015. El pasado mes de junio se registraron 516, cifra sólo igualada a la de noviembre del 2011, donde se realizaron 558.

Los municipios con mayor alza fueron Guadalupe y San Nicolás, con 42.3 y 24.6 denuncias por cada 100 mil habitantes, respectivamente.

Uno de los negocios más afectados fueron los bancos, que incrementaron sus números en un 181.8 por ciento, pasando de 11 a 31 denuncias.

Por otro lado, los casos de violencia familiar también un aumento del 32.2 por ciento, siendo San Pedro con 59.5 y García con 52.5 por ciento.