5 de agosto de 2014 / 05:41 p.m.

MONTERREY.- A las 10:40 de la noche del sábado dos de agosto Rolando García Sánchez de 32 años abordó su coche, un Spirit blanco modelo 1998. Se dirigía a su casa en el sur de Monterrey luego de pasar el día en un torneo de Golf en Allende.

En el evento Rolando, quien era maestro de golf y caddie, aprovechó para vender camisas y gorras y así obtener dinero extra para los estudios de sus hija de 13 y 10 años.

La ruta para regresar a casa era una sola: la Carretera Nacional. Minutos antes de que Rolando pasara por la rúa, policía de Fuerza Civil buscaban un vehículo de las mismas características del que conducía el caddie ya que una familia dijo a los policías que habían sido amenazados con un arma de fuego por el hombre que conducía el coche.

"Lo que hace Fuerza Civil inmediatamente es desplegar un operativo para ubicar a las persona que había sido el agresor de esta familia. Localizan el vehículo, se le trata de dar seguimiento y se le trata de abordar a efecto de poder revisar a esta persona", explicó el procurador estatal Adrián de la Garza Santos en entrevista con Telediario Nocturno.

Rolando fue interceptado por los policías de Fuerza Civil, estos le marcaron el alto y sobrevino una persecución en la que el caddie murió por impactos de bala calibre 223, uno en la nuca y otro en el brazo cuando intentaba escapar por una lateral que da acceso a la colonia Paseo del Vergel.

El trayecto final del Spirit fue contra una barda y luego una de las patrullas de Fuerza Civil lo impactó por la parte trasera para evitar que continuara huyendo.

Entre las pertenencias de Rolando la autoridad encontró una pistola de aire comprimido para disparar balas de goma. Horas después, Diana García, hermana de Rolando, declaró que desparecieron pertenencias de su hermano, tales como el dinero de la venta de suvenires, productos que él vendía y un palo de golf valuado en 25 mil pesos.

EL CADDIE

Rolando, aficionado a los Rayados, gustaba desde muy chico del golf. Su pericia en esta actividad lo llevó a convertirse en maestro de golf y caddie.

"El fue un profesional del golf, dedicado a la familia, al trabajo, respetuoso", dijo Israel Sánchez, tío de Rolando.

LA INVESTIGACIÓN

La Procuraduría General de Justicia de Nuevo León (PGJ) mantiene bajo arraigo a siete policías que participaron en la persecución de Rolando García Sánchez. El titular de la dependencia, Adrián De la Garza Santos, dio a conocer que el actuar de los policías va a ser revisado pericialmente, y que se determinara si las leyes justifican el actuar de los oficiales, ya que una de las versiones apunta a que el conductor del Spirit amenazó a los policías con un arma antes de desatarse la persecución.

"Yo no quiero justificar a nadie, pero lo que declaran ante el Ministerio Público es que fueron amagados con el arma y coincide con la declaración que dice la familia, que esta persona que falleció los estuvo amagando y cerrando. No quiero hacer juicios a priori. Hay que esperar el deshago de todas estas pruebas. Si hubo un exceso se va a castigar como en otras ocasiones", dijo De la Garza Santos.

Israel Sánchez Valdez, tío de Rolando, pidió a la autoridad que se revisen los videos de cámaras de seguridad instaladas en la Carretera Nacional.

"En ese trayecto de Allende a Monterrey hay cámaras de video de circuito de la Policía; queremos ver los hechos como9 realmente pasaron, donde nosotros vivimos estamos cerquita de La Rioja, hay cámaras de video de circuito cerrado, queremos ver esas imágenes, que nos hagan el favor de revisarlas delante de nosotros", dijo, y agregó que piden una indemnización y becas de estudio para las hijas de Rolando.

FOTO: Especial

TELEDIARIO DIGITAL