29 de enero de 2014 / 05:56 p.m.

Monterrey.- Con golpes en diferentes partes de su cuerpo resultó un automovilista luego de ser impactado por un camión urbano, la mañana del miércoles en el centro de Monterrey.

El accidente sobrevino cuando uno de los dos conductores no respetó la luz roja de un semáforo, situación que es investigada por las autoridades.

Los hechos se registraron alrededor de las 7:15 horas en el  cruce de las calles Zaragoza y Arteaga, informó la comandancia de guardia de la Cruz Roja Metropolitana.

En ese lugar los paramédicos de dicha institución auxiliaron al señor Jorge Gutiérrez Cruz, de 62 años de edad y quien conducía un automóvil Volkswagen Jetta.

El vehículo, color gris y con placas de circulación de Nuevo León, fue proyectado hacia una banqueta por un camión de la ruta 99, número económico 08.

El operador de la unidad de transporte colectivo se identificó como Adrián Peralta Bautista, de 31 años y quien tiene su domicilio en la colonia Paseo de las Margaritas, en el municipio de Juárez.

De acuerdo con los informes, el urbano avanzaba hacia el oriente por Arteaga, mientras que el automovilista lo hacía al sur por Zaragoza.

De pronto y cuando uno de los conductores no atendió la luz roja del semáforo, se produjo el fuerte impacto durante el cual el auto compacto fue proyectado varios metros.

Pese a lo aparatoso del percance, ninguno de los aproximadamente 15 pasajeros del camión sufrió lesiones.

Los paramédicos de la Cruz Roja le brindaron los primeros auxilios a Gutiérrez Cruz y lo trasladaron en condiciones estables al hospital de Zona número 21 del IMSS.

Por su parte, Peralta Bautista señaló que se encontraba apenas en la primera vuelta de la jornada en la ruta 99, que realiza el recorrido del centro de Monterrey a la colonia Dos Ríos, en Guadalupe.

Del accidente tomaron conocimiento elementos de la Dirección de Tránsito Municipal, quienes turnarían el expediente a la Agencia del Ministerio Público, donde a la vez se encargarían de realizar las investigaciones y deslindar la responsabilidad del percance.

Agustín Martínez