30 de septiembre de 2014 / 03:31 a.m.

Escobedo.- Luego del trágico accidente que mantiene enlutado a un hogar del municipio de Escobedo, la madre y el primito de la niña que falleció en esos hechos, fueron dados de alta en el hospital.

Asimismo, el taxista supuesto responsable de la tragedia, y padre de de la víctima mortal, recuperó su libertad al igual que el otro automovilista involucrado.

Una fuente cercana al caso manifestó que Norma Landeros Pacheco, de 37 años, y su sobrino político Daniel Martínez Salas, abandonaron el hospital 21 del IMSS a temprana hora del lunes.

Ambos presentaban traumatismos diversos, pero no sufrieron lesiones graves, como lo descartaron los estudios radiológicos a los que fueron sometidos.

Momentos después el ama de casa se dirigió a la Unidad de Investigación en Escobedo para declarar y prácticamente otorgar el perdón a su esposo, Juan de Dios Salas Alonso, de 37 años.

El taxista quedó en libertad poco después del mediodía, al igual que el otro conductor, identificado como Missael Pérez Rodríguez.

Los restos de la menor que murió en el percance, Norma Judith Salas Landeros, de 12 años, serían llevados la noche del lunes a una funeraria de San Nicolás.

Hasta anoche los familiares aún no sabían en qué panteón y en qué momento será sepultada.

El lamentable accidente ocurrió alrededor de las 2:30 horas del domingo en la avenida Raúl Caballero y la calle Corola, frente a la estación de Bomberos, en la colonia Valle de los Girasoles, de Escobedo.

La familia estaba a punto de llegar a su vivienda en dicho sector, cuando Salas Alonso trató de tomar un retorno sin las debidas precauciones.

En la maniobra el taxi fue impactado en el costado derecho por un Neón que conducía Pérez Rodríguez.

Tras el fuerte choque varios bomberos y elementos de Protección Civil salieron de sus bases y auxiliaron a las personas.

También arribaron paramédicos de la Cruz Roja Metropolitana, quienes confirmaron el fallecimiento de la niña de 12 años.

Del mismo modo, los socorristas le brindaron la atención y trasladaron a la señora y al bebé al hospital 21 del IMSS, donde el lunes fueron dados de alta.

Las autoridades establecieron que, aparentemente, el taxista fue quien tuvo la culpa al invadir carril tras tomar el retorno sin cuidado.

La Procuraduría de Justicia no informó si alguno o los dos conductores involucrados se encontraban bajo los efectos de las bebidas alcohólicas al momento del encontronazo.

FOTO: Marcial Pasarón 

AGUSTÍN MARTÍNEZ