REDACCIÓN
7 de octubre de 2015 / 08:01 a.m.

Monterrey.- El policía acusado en 2014 de asesinar a un jugador de golf del municipio de Allende recuperó su libertad al ganar un amparo en contra del auto de formal prisión que le había impuesto el juez primero penal de Monterrey.

Los magistrados sostuvieron la resolución emitida por el juez, quien a principios del 2015 determinó que no se había acreditado la responsabilidad del policía Irving Jiménez Galicia, de 24 años, quien finalmente el lunes en la noche abandonó el Cereso de Cadereyta donde se encontraba recluido desde septiembre del año pasado.

Jiménez Galicia fue detenido en agosto del 2014 con otros siete compañeros, pero al concluir las investigaciones del caso la Procuraduría de Justicia advirtió que solo él era responsable del homicidio de Rolando García Sánchez, de 32 años.

El homicidio del deportista ocurrió el primero de agosto del 2014 en la carretera Nacional, a la altura del Fraccionamiento La Rioja, cuando la víctima se dirigía a su domicilio.

En el proceso que dio por concluido el juzgador se mencionó que el día de los hechos, los policías realizaban un recorrido de rutina por el citado sector, cuando se encontraron con el jugador de golf, quien se desplazaba en actitud sospechosa a bordo de su unidad.

Precisaron que le marcaron el alto, pero en lugar de detenerse el deportista trató de escapar y cuando le dieron alcance simuló tener un su poder un arma, por lo que realizaron varios disparos de advertencia a las llantas del vehículo que tripulaba.

Fueron en total 18 disparos los que realizaron los uniformados que tripulaban dos unidades de Fuerza Civil.

El número de detonaciones fue confirmado por los expertos en balística, quienes al realizar los dictámenes concluyeron que el arma de Irving Jiménez era de la que había salido el disparo que acabó con la vida del deportista.