agustín martínez
12 de enero de 2016 / 06:30 a.m.

Monterrey.- La noche del sábado, el pequeño Saúl llegaba a su casa junto con sus padres y sus cuatro hermanos, cuando irrumpió un grupo armado en la colonia Arboledas de las Mitras, en Santa Catarina.

Tras bajar de su camioneta, la humilde familia intentó protegerse de las balas y llegar hasta su vivienda, ubicada en una especie de callejón denominado Cañada Marruecos, en una zona de posesionarios.

El menor fue blanco de uno de los proyectiles y murió momentos más tarde.

Saúl González García cursaba el quinto año en la Primaria Gustavo Díaz Ordaz, de la colonia Lomas de la Fama. Sus amigos y compañeros acudieron el lunes a los funerales.

La muerte del pequeño ha consternado a los habitantes de aquella zona de Santa Catarina, quienes se sienten impotentes ante lo ocurrido, y a la vez temerosos de que vuelvan los brotes de violencia.

Piden la intervención del Ejército en labores de seguridad, y la construcción de un cuartel de Policía en ese asentamiento.

En el área donde fue asesinado el niño inocente perdieron la vida los jóvenes Francisco Alejandro Robles Amaro, de 18 años; Ulises Uriel Álvarez Rodríguez, de 19 y el adolescente Juan Ángel, de 16.

El grupo armado había ultimado primero a José Ángel Gómez Muela, de 44 años, quien fue sorprendido dentro de su vivienda.

A unos 100 metros de allí, en las calles Marruecos y Pronasol, dispararon contra los jóvenes Pedro Antonio Esparza Medina y Gerardo González Mata, éste último de tan sólo 13 años.