REDACCIÓN
24 de agosto de 2015 / 06:42 p.m.

Cadereyta .- A 37 años y 6 meses de prisión fue sentenciado un hombre que en diciembre del año pasado, asesinó a golpes a su hija de cuatro años, en venganza, porque la madre de la menor no llegó a dormir a su casa en el municipio de Cadereyta.

Rogelio Garza Rodríguez, de 26 años de edad, recibió sentencia por parte del juez de dicho municipio, quien lo consideró responsable por el homicidio calificado de la pequeña Chelsi Damaris Garza Ibarra.

El homicidio de la niña ocurrió el 14 de diciembre del año pasado en el domicilio ubicado en la calle Coco 123-C, en el sector Encino, de la colonia Valle del Roble, en Cadereyta.

De acuerdo a las indagatorias que realizaron los elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones, ese día, Garza Rodríguez dormía con sus hijos Chelsi y Rogelio, pero entre las 03:30 y 04:00 horas se percató que la menor cayó de la cama y había realizado sus necesidades fisiológicos, por lo que no paraba de llorar.

Aparentemente, en ese momento, Rogelio Garza se percató que su esposa Cinthya Nelly Ibarra no había llegado a dormir, por lo que se enfureció y pateó en el estómago a la pequeña.

Por versión de su otro niño, los investigadores estatales establecieron que después de agredir a la menor, Rogelio Garza le pedía a gritos que se levantara y al darse cuenta que no se movía, la tomó en sus brazos y la llevó a la clínica Hospital de Pemex, a donde llegó sin vida.

Los médicos del lugar reportaron el deceso violento y horas después los peritos de la Procuraduría de Justicia confirmaron que la niña había muerto de contusión profunda de tórax y abdomen.