16 de agosto de 2014 / 12:47 p.m.

Monterrey.- Un empleado de mantenimiento del penal del Topo Chico, que el pasado mes de abril fue sorprendido intentando introducir marihuana en cinco tazas de baño que llevaba al área de mujeres, fue sentenciado a tres años y cuatro meses de prisión.

José Santos González Estrada, de 48 años de edad, fue notificado de la sentencia, en la que lo consideraron responsable de delitos contra la salud en su modalidad de narcomenudeo, en su variante de posesión de mariguana con fines de suministro.

Fue el juez tercero colegiado especializado en esa materia, quien resolvió la pena que debe cumplir González Estrada, junto con el lavacoches Francisco Javier Reyes Rodríguez, de 65 años de edad.

Los dos fueron detenidos el pasado cuatro de abril cuando se disponían a introducir al reclusorio, 12 envoltorios con 82.438 gramos de marihuana que llevaban ocultos en los bordes de las tazas sanitarias.

González Estrada y el lavacoches fueron detenidos por elementos del Ejército Mexicano que se encontraban asignados a la seguridad del filtro cuatro del centro penitenciario.

Al ser sorprendidos con la hierba, el empleado del reclusorio y su cómplice aceptaron su responsabilidad al asegurar que tenían conocimiento que la marihuana iba oculta en los sanitarios que llevaban a los edificios que albergan los ambulatorios de mujeres.

Francisco Javier Reyes aseguró que iba a recibir un pago de 100 pesos por ayudar a llevarlos sólo hasta el área donde fueron asegurados por los militares.

Los dos acusados se encuentran recluidos en el mismo centro penitenciario y alcanzan el beneficio de la condena condicional con la pena que les impuso el juzgador.

FOTO: Especial

TELEDIARIO DIGITAL