MILENIO DIGITAL
31 de enero de 2017 / 09:04 a.m.

CIUDAD DE MÉXICO.- Un hombre que asesinó con una navaja de afeitar a su cuñada; golpeó a su sobrina de dos meses hasta matarla y posteriormente mató otro sobrino de tres años en la colonia Lomas de Santa Cruz, Iztapalapa, recibió 115 años de prisión, informó la Procuraduría General de Justicia capitalina.

De acuerdo con el Toca 1126/2017, el 3 de junio de 2014, aproximadamente a las 05:00 horas, el homicida no podía dormir por los problemas que enfrentaba, entre ellos que su mujer lo abandonaría.

Momentos después, bajó al patio de su vivienda, ubicada en la calle Villa de Pozos, y se dio cuenta que la puerta del departamento de su cuñada estaba entreabierta.

El individuo entró recordando, según sus declaraciones, que su cuñada era la principal instigadora para que su pareja se separara de él.

Al entrar a la vivienda, tomó una navaja de afeitar y la mató, posteriormente, su sobrina de dos meses comenzó a llorar, por lo que el homicida la golpeó hasta matarla.

Después del delito, escuchó ruidos en el cuarto contiguo, así que entró y se encontró a su sobrino de tres años llamando a su madre por los ruidos generados por las agresiones, por lo que también lo asesinó.

Tras cometer el triple homicidio esa noche, el hombre salió a la calle y arrojó la navaja a una coladera, después subió a su habitación, se lavó las manos y se cambió de ropa.

Horas más tarde, se descubrieron los cadáveres e iniciaron las investigaciones, donde el hombre cayó en diversas contradicciones y terminó por confesar la forma en cómo hizo el triple homicidio.