AGUSTÍN MARTÍNEZ 
31 de agosto de 2015 / 10:54 p. m.

Monterrey.- Las autoridades investigadoras confirmaron que fueron un hombre y una mujer quienes fallecieron calcinados en el estrellamiento ocurrido en el municipio de Juárez, pero las víctimas no han sido identificadas.

Aunque en los hechos hubo un lesionado, esta persona no pudo proporcionar los datos generales o ubicación de familiares de la pareja fallecida.

Un aspecto que hasta cierto punto les parece extraño a los investigadores, es que nadie se ha presentado como probable familiar para reclamar los restos.

Trascendió que, debido a las condiciones en las que quedaron los cadáveres, será necesaria la realización de estudios comparativos de ADN, lo que podría demorar algunos días.

Sin embargo, dicho procedimiento no se ha iniciado, ante la ausencia de familiares de las personas que perdieron la vida.

El lesionado se llama Francisco Javier Nieto Olivares, de 23 años de edad, y quien habita en la colonia Monte Cristal, en Juárez, Nuevo León.

Él se encuentra grave en un hospital de Monterrey, y no ha sido posible para el agente del Ministerio Público recabar la declaración informativa.

El informe del forense señala que los ahora fallecidos son un hombre y una mujer cuyos rasgos, edad y características no son valorables, en virtud de que los cuerpos están completamente carbonizados.

Ambos perdieron la vida alrededor de las 5:00 horas del domingo 30 de agosto en la avenida Eloy Cavazos, casi a la altura de la carretera a San Roque, frente a la colonia Valle de Juárez.

Junto con el lesionado circulaban de poniente a oriente a bordo de un automóvil tipo Spirit modelo 1991.

El conductor, ahora fallecido, perdió el control del volante y el vehículo se salió del asfalto.

Primero se estrelló contra un poste de concreto de la Comisión Federal de Electricidad, y luego cayó en forma brusca en un canal de desagüe.

Paramédicos locales atendieron al joven que quedó lesionado. Él alcanzó a salir del automóvil antes de que este quedara totalmente envuelto en llamas.

Se espera que en las próximas horas los deudos se presenten ante el delegado del Ministerio Público del hospital Universitario, para someterse a las pruebas genéticas y poder reclamar los cuerpos en el anfiteatro del Servicio Médico Forense.