redacción
4 de febrero de 2016 / 07:22 a.m.

Monterrey.- A 13 días de haber causado la muerte de una mujer que tenía 4 meses de embarazo que atropelló cuando conducía ebrio por calles del municipio de Guadalupe, el presunto responsable quedó vinculado a proceso, pero libre.

Rubén Torres Hurtado, de 47 años de edad, fue presentado este miércoles ante una juez distinta a la que horas después del accidente que ocurrió el pasado 22 de enero, se negó a controlar su detención.

En la nueva audiencia, Torres Hurtado quedó sujeto a juicio como probable responsable del homicidio culposo de Ericka Janeth Carreón, de 34 años de edad.

Pero, continuará en libertad y solo deberá cumplir con las medidas cautelares de depositar 50 mil pesos como garantía, firmar cada semana, no acercarse a las víctimas y no abandonar el país.

Esas medidas estarán vigentes durante los dos meses de plazo que la juzgadora concedió al agente del Ministerio Público que integra la carpeta judicial del caso para que concluya la investigación y presente las pruebas correspondientes.

El accidente en el que perdió la vida la mujer que estaba en estado de gestación ocurrió a las 20:00 horas del jueves 21 de enero en avenida López Mateos y calle 5 de Febrero, en el mencionado municipio.

Ese día, además de atropellar a la mujer, Rubén Hurtado también embistió a sus dos hijos menores de edad y le causó lesiones a los ocupantes de un taxi con el que se impactó tras el atropello.

Los testigos del fatal accidente, entre quienes se encontraban familiares de la occisa, advirtieron que Torres Hurtado conducía en estado de ebriedad una camioneta tipo Winstar.

Horas después del percance, Rubén Torres fue presentado ante la juez de control María del Socorro Córdova Pérez, pero ella se negó a dejarlo detenido, porque al momento de que le leyeron sus derechos, en el lugar del accidente, no se encontraba presente su abogado