REDACCIÓN
20 de octubre de 2015 / 06:20 p.m.

Monterrey.- La síndica primero electa de San Pedro solo permaneció unas horas detenida y luego recuperó su libertad al depositar 21 mil pesos de fianza, aunque sigue enfrentando el proceso criminal que le iniciaron por el delito de despojo de inmueble.

María Elena Sánchez López abandonó el penal del Topo Chico después de rendir su declaración preparatoria, en la cual se apegó a los beneficios del artículo 20 por recomendación de su abogado particular.

Antes de concluir la audiencia, Sánchez López solicitó la ampliación del término constitucional para tratar de acreditar su inocencia antes de que le resuelvan la situación jurídica la cual vence el próximo fin de semana.

De acuerdo al expediente que se le sigue, fue el 1 de octubre del 2014 cuando junto con su cuñado Rogelio Ángel González Heredia, María Elena Sánchez cerró el estacionamiento de una plaza comercial ubicada en avenida Almazán y Barragán.

González Heredia, apodado "El Roy", fue detenido en marzo del 2010 por autoridades federales, cuando se desempeñaba como director de Inspección y Vigilancia en Monterrey, durante la administración de Fernando Larrazabal.

Trascendió que además de enfrentar dicho proceso, María Elena Sánchez López también tiene pendiente un juicio ante un juez de control de San Nicolás, donde le siguen una carpeta judicial por el delito de amenazas.

De acuerdo a dicho procedimiento que se le sigue en el nuevo sistema acusatorio, fue el pasado mes de mayo, cuando María Elena amenazó a sus familiares, cuando se encontraba en casa de su padre y eso les causó un daño sicológico a los afectados que la denunciaron ante el agente del Ministerio Público que la investiga.