3 de mayo de 2015 / 02:42 p.m.

Cadereyta.- Por lo menos nueve casos de extrema violencia se han registrado en el municipio de Cadereyta en lo que va del año.

Durante los últimos días se han recrudecido los incidentes en los que grupos armados han privado de la libertad o de la vida a personas en distintos sectores de la ciudad.

Las autoridades municipales se han visto rebasadas y han sido incapaces de brindar seguridad a los pobladores de esta ciudad, ubicada a 30 kilómetros de Monterrey.

El 1 de enero en la colonia José O. Martínez, Homero Leal Ramos fue asesinado por el novio de su hija, en complicidad con la propia joven, porque supuestamente se oponía a la relación.

10 días después fue encontrado el cadáver de un hombre dentro de un automóvil tipo taxi, en las calles Hidalgo y Camelia, en la colonia Jardines de Cadereyta.

Suman 9 casos de extrema violencia en Cadereyta

El día 27, Jaziel Salvador Tovar Núñez, de 20 años, fue encontrado asesinado en la colonia Valles del Roble. Sus propios cómplices de un grupo delictivo lo habían privado de la libertad una semana antes.

Julio César Chávez Rodríguez, de 27 años, fue ultimado en un automóvil ecotaxi el 19 de febrero en el fraccionamiento Santa Lucía.

Un caso más de privación de la libertad y asesinato se registró el 5 de abril en la colonia Los Reyes, siendo identificada la víctima como Julio César Castillo Hernández, de 38 años.

El 21 de abril fue encontrado mutilado el cuerpo del ex policía Manuel Andrés Guzmán Vielma, de 40 años, en la colonia Carlos Salinas de Gortari.

Suman 9 casos de extrema violencia en Cadereyta

El día 29 del mismo mes es plagiado y ultimado a tiros el mecánico Luis Fernando Vela Rojas, de 35 años. Los hechos ocurrieron en calles de la colonia Lázaro Cárdenas.

En la misma fecha fue asesinado a tiros Adrián Contreras Garrido, de 57 años y quien fue atacado en las puertas de su domicilio, en la colonia Nueva Cadereyta.

Finalmente el 1 de mayo fue localizado un cuerpo en estado de descomposición en un monte de la colonia Lázaro Cárdenas, que se presume corresponde al soldador Héctor Martínez García, de 58 años.

Aunque la mayoría de los casos son atribuidos a la delincuencia organizada, las autoridades suponen que en algunos se podría tratar de víctimas inocentes que eran presionadas con el cobro de cuotas.

En algunas de las investigaciones, la Policía del Estado cuenta con datos acerca de la probable identidad de los responsables, por lo que se realizan operativos en la zona urbana y también en puntos rurales del municipio de Cadereyta.