FRANCISCO JAVIER CANTÚ
18 de marzo de 2015 / 06:52 a.m.

MONTERREY.- Un disparo terminó con la reunión de unos jóvenes quienes se encontraban en el interior de un domicilio de la colona Chepevera en la ciudad de Monterrey.

Todo ocurrió aproximadamente a las 01:00 horas del miércoles en la casa marcada con el número 280 de la calle José Treviño, donde cinco jóvenes pasaban un rato ameno conviviendo en el interior de la propiedad.

De acuerdo a informes de las autoridades, uno de ellos identificado como Carlos Martínez Mendoza, de 25 años, les dijo a sus amigos que iría a preparar una bebida y se dirigió a otra área de la casa.

Minutos después un disparo sorprendió al resto de los jóvenes, fue entonces que corrieron al área de la vivienda donde habían escuchado la detonación y localizaron a Carlos tirado en el piso sobre un charco de sangre.

Solicitaron de inmediato la presencia de una ambulancia particular, la cual llegó en unos cuantos minutos, al igual que los paramédicos de la Cruz Roja.

Desafortunadamente el disparo que presentaba la víctima era en la cabeza, por lo que el personal médico dio aviso a las autoridades sobre lo ocurrido.

Muere en su casa
Carlos Martínez Mendoza estudiaba la preparatoria por Internet junto con el resto de sus amigos | FRANCISCO JAVIER CANTÚ

Elementos de la Policía de Monterrey fueron los primeros en llegar al domicilio y localizaron a cuatro jóvenes quienes en encontraban sentados en la entrada principal de la casa, todos con una crisis nerviosa por lo que había sucedido.

Familiares del ahora fallecido también fueron informados de lo sucedido y cayeron en una crisis de histeria al saber de la fatal noticia.

De acuerdo a los informes que pudieron recabar los agentes investigadores, señalan que Carlos Martínez Mendoza vivía en ese domicilio y que estudiaba la preparatoria por Internet junto con el resto de sus amigos.

Hasta el momento se desconoce el móvil de la muerte, así como si el joven se suicidó o fue alguien más quien lo privó de la vida.