9 de mayo de 2014 / 11:04 p.m.

Escobedo.- El taxista al que se le ejecutó una orden de aprehensión por su supuesta participación en un intento de ejecución en Escobedo, negó ser responsable y alegó torturas al rendir su declaración preparatoria ante el juez de Escobedo.

Rolando Olazarán Villanueva negó estar relacionado con el intento de ejecución de dos menores a los que llevaba en el taxi y a quienes iban a asesinar.

En el vehículo también viajan sus hijos menores y su esposa Sandra Albañil Otero, quien resultó con una herida de esquirla en la cabeza por uno de los balazos que disparó uno de sus supuestos cómplices.

Se estableció que el día de los hechos la señora acompañaba a su esposo taxista y a otro hombre, quienes planeaban asesinar a un joven en calles de la colonia Hacienda del Topo.

Redacción