FRANCISCO CANTÚ
15 de marzo de 2016 / 07:03 a.m.

Monterrey.- No le importó enviar mensajes de texto y conducir su taxi con pasajeros a bordo y además tener problemas con su vista, por ello terminó en un accidente con el saldo de dos personas lesionadas, una madre de familia y su hijo.

Todo ocurrió cuando el menor integrante de la familia que encabeza Ana Lucía Reyna Rodríguez, de 30 años, tuvo un accidente en su domicilio, por lo que fue llevado a la Cruz Verde de la Estanzuela para que fuera revisado.

De regreso a casa la madre de familia tomó la decisión de tomar un taxi para regresar a su vivienda ubicada en la colonia Nogales de la Sierra, pues iba con otros dos menores.

Ya a bordo del vehículo de alquiler que era conducido por José Antonio Dávila Ramos, la mujer se percató que el chofer iba mandando mensajes por su teléfono, pero no le dio importancia.

Y al llegar al cruce de Canelos y Cipreses el taxi se impactó de frente contra un Pointer que era conducido por Reynold David Martínez Delgado, de 30 años.

Paramédicos de la Cruz Verde acudieron al lugar y trasladaron a Ana Lucía Reyna Rodríguez y su hijo Luis Antonio Covarrubias, de 17 años.

El taxista manifestó al personal de Tránsito que tiene problemas con su vista, por lo que no alcanzó a ver al otro vehículo.