6 de junio de 2014 / 07:10 p.m.

San Nicolás.- Dos taxistas desarmados acusados de participar en un secuestro exprés y de haber despojar de dinero y pertenencias a un cliente, fueron detenidos por elementos de la policía de San Nicolás, en la colonia Anáhuac.

Los presuntos plagiarios fueron identificados como Homero Alejandro Gómez Banda, de 29 años de edad y Francisco Javier Tello Rubalcaba, de 26 años.

Las autoridades informaron a través de un comunicado, que los hechos se registraron la madrugada del viernes,cuando al salir del bar la Fama, ubicado sobre avenida Universidad, un hombre tomó un taxi que se encontraba afuera de dicho lugar para ir a su domicilio.

El afectado de quien no se dio a conocer su identidad por su seguridad, fue paseado por calles del centro nicolaíta por varios minutos en la unidad de alquiler, hasta que finalmente el conductor de nombre Gómez Banda se detuvo en el estacionamiento de un centro comercial ubicado en la avenida Universidad.

Ahí en ese lugar, lo esperaba su cómplice Tello Rubalcaba, quien bajó al pasajero de la unidad y entre los dos lo sometieron a golpes y lo despojaron de mil pesos en efectivo, un radio nextel, así como papelería diversa, dejándolo abandonado en el sitio para posteriormente darse a la fuga en dos vehículos de alquiler.

La policía detalló que en ese momento una patrulla que vigilaba el sector fue abordada por el afectado quien denunció los hechos.

Minutos después, la policía ubica los dos vehículos de alquiler desplazándose por la avenida Universidad donde se inicia una persecución la cual finaliza en el cruce con Palacio de Justicia, en la colonia Anáhuac, donde finalmente son arrestados.

Cabe mencionar que al momento de su detención los dos presuntos delincuentes no portaban armas y los vehículos de alquiler no contaban con reporte de robo.

Los vehículos fueron asegurados, el monto recuperado y los sujetos trasladados a las celdas de CEDECO en donde quedaron a disposición del juez calificador, mientras que su víctima interpuso la denuncia ante el ministerio público.

Yari Martínez