AGUSTÍN MARTÍNEZ
30 de enero de 2016 / 07:32 p.m.

Monterrey.- La tienda de conveniencia donde murió un niño de cuatro años en San Nicolás permanece cerrada y acordonada, aunque sin resguardo policíaco.

Aunque ya fueron identificados por su propia madre, los restos permanecían el sábado en el Servicio Forense, debido a los procedimientos de documentación y a la realización de pruebas periciales comparativas de ADN, para confirmar legalmente la identificación.

Una fuente allegada al caso señaló que probablemente el cuerpo del pequeño será trasladado a otra entidad, al parecer San Luis Potosí, de donde es originaria la familia.

Trascendió que la empresa que opera la cadena de tiendas de conveniencia se hizo cargo de los trámites y de los gastos originados tras el fallecimiento.

Ángel Daniel García Coronado, de tan sólo cuatro años, perdió la vida al ser prensado por un elevador de carga en la tienda donde trabaja su mamá, en San Nicolás.

Los hechos trágicos ocurrieron alrededor de las 17:00 horas del viernes en la tienda de conveniencia ubicada por la Avenida Los Ángeles, en la periferia del Mercado de Abastos Estrella.