FOTO Y TEXTO: AGUSTÍN MARTÍNEZ
4 de diciembre de 2014 / 04:11 a.m.

Monterrey.- Mientras el pequeño José Roberto Castillo Valdez permanece delicado en el hospital 21 del IMSS, su tío Osvaldo Valdez Luna, quien le causó nueve heridas punzocortantes, no ha sido detenido por la Policía.

Familiares del niño de 9 años de edad señalaron que él se halla estable, aunque aún en riesgo, pues presenta por lo menos cinco heridas en el tórax.

Las mismas personas aseguraron desconocer la ubicación de “Valdo”, quien sufre diversos trastornos psiquiátricos desde hace seis o siete años.

La mañana de este miércoles se pudo observar el despliegue de elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones en la colonia San Francisco, de Santa Catarina, en busca del agresor.

Vecinos de las calles San Roberto y San Antonio señalaron que Valdez Luna, de 23 años, fue un niño y adolescente normal, pero de repente enfermó.

"Ya después yo supe que se enfermó. Que le empezaba un problema en el cerebro, una enfermedad, no sé qué. Y le dio eso, pero nunca había tenido esos arranques", refirió una mujer.

Como lo señaló la testigo, el joven nunca había mostrado una actitud agresiva o violenta, pues acostumbraba pasar el tiempo en el negocio de su familia.

"No, el trabajaba ahí con su hermano y todos, allí en la tienda. Porque yo iba a comprar y él estaba kileando frijol, kileando harina… o lo ponían allí más que nada. De hecho no lo dejaban ni salir", agregó.

Los propios familiares del prófugo dijeron estar desconcertados por el ataque perpetrado la tarde del martes en las afueras de la vivienda.

"No sé si el niño lo haya estresado, porque él también es muy rebelde, es muy rezongón, muy contestón, junto con la mamá y todo eso. No sé si algo así lo haya perturbado", expresó un hermano de Valdo.

El entrevistado manifestó que la familia desconoce las causas por las que Osvaldo enfermó, primero de los nervios, y luego con trastornos psiquiátricos.

Negó que ellos lo estén ocultando, pues saben que la autoridad debe hacer su trabajo y realizar las investigaciones que corresponden.

"Está en tratamiento. En realidad ya tiene mucho con el tratamiento y sí, pues tuvimos que acercarlo y apoyarlo en todo eso. Me dicen los ministeriales que no hay ningún problema con eso.

"Nada más que sí lo tienen que agarrar, porque hay que checarlo y hay que llevarlo (ante el Ministerio Público)", aseveró el joven mientras atendía la tienda de abarrotes.

En caso de ser detenido, Osvaldo Valdez Luna deberá ser sometido a los estudios respectivos, que permitan confirmar o descartar que sufra de algún trastorno.

De eso dependerá el curso que siga este caso, pues si se comprueba su enfermedad, podría no ser imputado.