ISRAEL SANTA CRUZ
23 de abril de 2016 / 09:45 p.m.

Monterrey.- Un hombre que se encontraba pintando la fachada de un negocio en la colonia Mirasol en Monterrey, sobrevivió de milagro tras recibir una descarga de 13 mil voltios.

Luisan Ramírez, de 35 años, se encontraba pintando la fachada de un negocio ubicado en el número 114 de la calle Peonia, en la citada colonia.

Desde temprano comenzó a pintarlo desde la planta baja pero conforme avanzó su labor tuvo que subir a la segunda planta, agregando al rodillo un tubo metálico.

Ramírez se inclinó de rodillas para alcanzar a pintar a mediación del edificio, pero no lo hizo de manera precavida, por lo que un extremo del tubo del rodillo alcanzó los cables de alta tensión.

De inmediato el empleado recibió la descarga de 13 mil voltios, gritando y quedando aturdido, acudiendo de inmediato sus compañeros a brindarle el auxilio.

Al lugar acudieron paramédicos de Cruz Verde, quienes encontraron al pintor con signos vitales a pesar de recibir la mortal descarga, pero debido a lo difícil del sitio se requirió de apoyo para bajarlo. En minutos llegaron rescatistas de Protección Civil de Monterrey y Bomberos Nuevo León, quienes por medio de cuerdas y por una escalera metálica descendieron a Ramírez.

A pesar de que la descarga no acabó con su vida, los paramédicos lo reportaron como grave debido a las quemaduras, por lo que fue trasladado de emergencia al Hospital Universitario.