redacción
8 de septiembre de 2016 / 07:41 p.m.

MONTERREY.- El ex encargado de tránsito de Apodaca se negó a declarar al ser presentado ante el juez de control que le inició el juicio por el delito de violación, por el que quedó imputado y fue trasladado al penal del Topo Chico, donde esperará que le resuelvan la situación jurídica, la cual vence el próximo 13 de septiembre.

El mayor José Guadalupe Almaguer Velázquez, de 65 años de edad, fue presentado este jueves ante el juez Oscar Medina, quien después de escuchar los hechos narrados por el agente del Ministerio Público que integra la carpeta judicial del caso, aprobó su detención y lo imputó.

Por lo que de la sala número 5 de audiencias del Palacio de Justicia de Monterrey, Almaguer Velázquez fue trasladado a las instalaciones del reclusorio, como ordenó el juzgador.

Aunque la audiencia se celebró en privado por el tipo de delito que se le atribuye al ex servidor público municipal, trascendió que en presencia de sus abogados particulares y de algunos familiares, José Guadalupe Almaguer escuchó los hechos narrados por la oficial que lo denunció el martes en la mañana.

En la denuncia, la afectada detalla que fue el lunes 5 de Septiembre cuando el encargado de la corporación en la que labora la atacó en el interior de la misma oficina que le habían asignado hace dos meses, cuando llegó a ocupar el cargo.

La afectada aseguró que afuera de la oficina estaba la secretaria de Almaguer Velázquez y que fue hasta el martes, cuando presentó la denuncia ante el representante social.

Para corroborar el dicho de la afectada, quien es oficial de la misma corporación, el fiscal realizó una inspección en la oficina que ocupaba el mayor José Guadalupe y encontró diversas evidencias con las que acreditaron, por el momento, su probable responsabilidad en los hechos.

Las evidencias recabadas quedaron anexadas a la carpeta judicial, en la que la defensa del imputado solicitó la ampliación del término constitucional para tratar de acreditar su inocencia antes de que el juez de control resuelva si queda o no vinculado a proceso.

Además, de solicitar tiempo para favorecer al mayor José Guadalupe, sus abogados trataron de evitar su reclusión en el penal, pues al concluir la diligencia en la que se ordenó su traslado a ese lugar, esperaban la llegada de un amparo que habían promovido y que no les alcanzaron a notificar.