REDACCIÓN
3 de marzo de 2016 / 08:21 a.m.

Monterrey.- Otro de los principales autores materiales de la masacre ocurrida en el penal del Topo Chico fue trasladado al Cepreso número 12 de Máxima Seguridad del Estado de Guanajuato y tiene pendiente la sentencia por más de 101 homicidios.

Se trata de Javier Alonso Martínez Morales, "El Javo", a quien la Procuraduría de Justicia le atribuye los 52 homicidios que ocurrieron el 25 de agosto de 2011 en el casino Royale, y las muertes de los 49 reos del Topo Chico.

Martínez Morales está a disposición del juez primero penal y de juicio de Monterrey, por lo que se refiere a los hechos ocurridos en el centro de apuestas.

Así como por el delito de privación ilegal de la libertad, el cual se le atribuye en otra causa criminal.

Ahora, Martínez Morales deberá de enfrentar el multihomicidio que ocurrió en el centro penitenciario, donde se encontraba recluido desde finales de 2011, cuando fue detenido por elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones.

Los lesionados que lograron sobrevivir y algunos custodios, aseguraron que "El Javo" acompañó en todo momento al principal protagonista de la masacre, Juan Pedro Saldívar Frías, "El Z-27".

Las personas que comparecieron dentro de las carpetas judiciales aseguraron que "El Javo" era uno de los que, junto con otros 200 reos, inició la riña en el penal.

El Javo y otros de los 24 participantes fueron reconocidos, principalmente, por sus apodos, por lo que continúa bajo investigación por parte de la Procuraduría General de Justicia de Nuevo León (PGJNL).