27 de agosto de 2014 / 01:14 a.m.

Monterrey.- Aunque un médico legista confirmó que era menor, la Procuraduría de Justicia consignó como adulto a un presunto delincuente y lo trasladó al penal del Topo Chico, junto con cuatro de sus cómplices, mayores de edad, con quienes presuntamente asaltó a dos jóvenes en calles del tercer sector de la colonia Valle Verde.

Jesús, mayor de 15 años y menor de 18, fue trasladado al centro penitenciario, donde quedó a disposición del juez segundo penal de Monterrey.

Al enterarse de la situación, el juzgador pidió al personal del reclusorio trasladar al adolescente a un área apartada de los adultos procesados, mientras sus familiares justifican su edad con documentos oficiales.

Junto con Jesús, fueron detenidos y consignados Abel Alberto Montaño Agüero, de 21 años de edad, Edgar Guadalupe Muñoz Hinojosa, de 23 años, Héctor Manuel Montaño Aquino de 26 años, y Rodrigo Isaí Castillo de León, de 20 años.

Los cinco fueron considerados presuntos responsable del delito de robo con violencia que cometieron en perjuicio de Homero Enrique Ayala y Roberto Azael Sandoval, quienes los señalaron como presuntos responsables de haberlos despojado con violencia de tres teléfonos celulares y de 15 mil 900 pesos.

Los afectados denunciaron que el asalto ocurrió en el transcurso de la madrugada del pasado 24 de agosto, cuando caminaban por la avenida Ruiz Cortines, a la altura de la calle Jerónimo Góngora, en la mencionada colonia.

Aseguraron que asistieron a una reunión y que alrededor de las 03:30 horas se dirigían a sus domicilios que quedan por el mismo rumbo, por lo que decidieron abordar un taxi que los trasladara a ambos.

Dijeron que esperaban la unidad de alquiler, cuando fueron sorprendidos por los presuntos delincuentes que tripulaban un vehículo Pointer y que los amenazaron con un arma, al mismo tiempo les advirtieron ser integrantes de un grupo criminal para obligarlos a entregarles sus pertenecías.

Agregaron que acababan de ser víctimas del robo violento, cuando solicitaron el apoyo de elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones que transitaban por el lugar.

FOTO: Especial

REDACCIÓN