YADITH VALDEZ | FRANCISCO CANTÚ
12 de febrero de 2016 / 06:58 a.m.

Monterrey-. A un día de la tragedia en el penal del Topo Chico, familiares de los internos arremetieron contra elementos de la Fuerza Civil durante el traslado de 196 reos durante la madrugada de este viernes.

Alrededor de las 23:00 horas del jueves cinco autobuses ingresaron a este centro de reclusión, donde 166 hombres y 30 mujeres, fueron trasladados a un hangar del Aeropuerto Internacional de Monterrey y posteriormente a diferentes penales federales de Sonora, Guanajuato y Chihuahua.

Las horas pasaron y los familiares de los internos permanecieron en este sitio, durmieron en el piso en espera de que se les informara quiénes eran las personas que estaban siendo trasladadas.

A las 04:05 de este viernes llegaron cinco unidades de la policía rural, quienes se colocaron en posición de salida y cinco minutos después las puertas se abrieron y comenzaron a salir los camiones, donde sólo se podían observar a los elementos policiacos.

Las mujeres trataron de impedir el paso de los autobuses, pero los oficiales encargados de la seguridad formaron una valla para que no fueran obstruidos.

Mediante un fuerte dispositivo de seguridad, los camiones fueron saliendo uno a uno, mientras que la situación entre familiares y policías se iba agravando.

Intentaron acercase a la puerta para exigir informes, pero no lograron su cometido, por tal motivo corrieron hasta la avenida Aztlán, donde bloquearon por unos minutos la vialidad.

La intervención de las autoridades no se hizo esperar y lograron despejar la vialidad en unos cuantos minutos.

Trasladado