REDACCIÓN
10 de febrero de 2017 / 10:10 p.m.

MONTERREY.- El presunto criminal que presuntamente participó como halcón en la ejecución del agente del Ministerio Público, José Luis de León, fue trasladado al Cereso de Cadereyta, donde quedó vinculado a proceso pero por delitos contra la salud en su modalidad de droga con fines de venta., mientras que los elementos de la Agencia Estatal buscan a sus dos cómplices, a quienes delató como autores materiales del hecho.

Juan Eduardo Hernández Martínez, de 24 años de edad, fue trasladado el jueves en la noche a dicho reclusorio al concluir la audiencia en la que fue presentado ante el juez de control, quien aprobó su detención y lo declaró probable responsable del mencionado delito.

A petición del agente del Ministerio Público que le integra la carpeta judicial por la posesión de droga que le aseguraron el lunes 6 de febrero cuando fue detenido, el juez ordenó que como medida cautelar debía cumplir dos meses de prisión preventiva y dictó su traslado al reclusorio.

Mientras Hernández Martínez enfrenta el procedimiento judicial por ese ilícito, los elementos del grupo de homicidios de la Agencia Estatal continúan con las investigaciones para esclarecer la muerte violenta del fiscal, a quien acribillaron al llegar a su domicilio en la colonia Contry Las Águilas, en el municipio de Guadalupe.

Sin embargo, a cuatro días del acontecimiento que convirtieron a José Luis de León en el primer ejecutado como agente del Ministerio Público activo en la Procuraduría de Justicia, los representantes de la dependencia no han dado informes oficiales de los avances del caso.