AGUSTÍN  MARTÍNEZ
22 de agosto de 2015 / 09:40 p.m.

Monterrey.- Aunque ya fueron identificados por los familiares, los restos del joven que murió el jueves al caerle un rayo en Apodaca permanecen en el Servicio Médico Forense.

Una fuente policiaca señaló que era originario del estado de Veracruz, y es posible que hacia allá se le traslade en las próximas horas.

Trascendió que un hermano de la víctima se presentó ante el Ministerio Público adscrito al hospital Universitario, donde llevó a cabo los trámites.

Sin embargo, al parecer tendría que viajar a su estado natal para buscar diversa documentación y poder concluir el procedimiento legal y administrativo.

Un informe extraoficial detalló que el cuerpo del infortunado, tras ser recogido por el personal de una funeraria, será cremado y luego llevado a su natal Veracruz.

La persona se llamaba Cecilio Cruz Ramos, de 23 años de edad, quien se dedicaba a la construcción y tenía su domicilio en Apodaca.

Fue en ese municipio donde se registró el lamentable accidente la tarde del jueves, sobre el Periférico a la altura del kilómetro 44 más 800, cerca del puente Agua Fría y la carretera a Miguel Alemán.

Cruz Ramos aparentemente regresaba a su vivienda después de haber estado laborando en el área de Escobedo. Eran como las 18:30 horas cuando se registraba una fuerte lluvia acompañada de tormenta eléctrica.

El joven detuvo su marcha en el acotamiento, con la aparente intención de esperar a que las condiciones climatológicas mejoraran, y prevenir así un accidente.

Sacó su teléfono celular y realizó una llamada, según manifestó un testigo, un automovilista que se había detenido metros más delante ante lo fuerte del aguacero.

De pronto la muerte le cayó del cielo a Cecilio. Un rayo partió por completo su casco de seguridad y lo proyectó alrededor de 50 metros, quedando sus dos zapatos en el sitio donde ocurrió la descarga.

Al lugar se movilizaron aquel día elementos paramédicos de la empresa SAGOT, que da servicio en la autopista, pero a su llegada ya no pudieron hacer nada por el motociclista.

El cuerpo sería llevado al anfiteatro del Servicio Médico Forense en el hospital Universitario, donde se confirmó como causa de muerte la referida descarga eléctrica.