20 de agosto de 2014 / 10:41 p.m.

García.- José Félix fue afortunado. Aturdido y con diversos golpes bajó de su camión tras ser impactado en forma brusca por el ferrocarril, en García.

A pocos metros alcanzó a ver una cruz junto a las vías.

Seguramente en ese instante consideró tener mucha suerte, pues para su fortuna no tuvo el mismo final que el trailero al que hacía referencia la cruz.

El accidente de José Félix Alvarado Sánchez, de 33 años de edad, ocurrió alrededor de las 13:30 horas en la vía a Tampico y el camino vecinal al relleno sanitario.

El sitio se ubica aproximadamente a un kilómetro de la carretera a García en su kilómetro 8.5, en la zona cercana a El Alcali.

Hasta ese lugar se dirigieron paramédicos de la Cruz Verde y Cruz Roja, quienes revisaron al operador del camión y confirmaron que presentaba diversos golpes.

Sin embargo y al considerar que estaba bien, el propio Alvarado Sánchez se negó a que lo llevaran a un hospital, manifestando que más tarde acudiría por sus propios medios a consultar al médico.

Al momento del percance él conducía un camión marca Freightliner color blanco, de la empresa recolectora de desechos TRISA, y el cual quedó como pérdida total.

Acababa de salir precisamente del relleno sanitario, pero al llegar al cruce con las vías no hizo alto total y su unidad fue impactada y arrastrada varios metros por la locomotora.

Dicha máquina, que arrastraba decenas de vagones en el sentido de oriente a poniente, era operada por Carlos Iván Muñoz Chua, de 28 años.

Tras el percance, elementos de la Dirección de Protección Civil Municipal acordonaron el área y coadyuvaron las labores de los oficiales de Vialidad.

Del caso tomó conocimiento el oficial de Tránsito  Jorge de la Rosa, asignado a la patrulla número 217.

Por su parte, el comandante de turno en dicha corporación, Eloy Torres, conminó a los transportistas y a los conductores en general, a respetar el Reglamento y hacer alto total al llegar a las vías del tren.

Lo anterior con el fin de evitar accidentes trágicos como el que estuvo a punto de ocurrir la tarde del miércoles en las afueras del relleno sanitario del municipio de García, Nuevo León.

FOTO: Agustín Martínez 

AGUSTÍN MARTÍNEZ