AGUSTÍN MARTÍNEZ
28 de julio de 2015 / 10:46 p. m.

Monterrey.- Amigos y familiares se dieron cita en una funeraria del centro de Monterrey, para acompañar en los últimos momentos a la familia que murió la noche del domingo en la carretera a Laredo.

Los féretros del matrimonio y su hija de 11 años fueron colocados poco después de las 9:00 horas del martes, y serían sepultados el miércoles por la mañana.

Decenas de personas han acudido a las capillas, ubicadas en las calles Galeana y Treviño, de donde el cortejo partirá esta mañana hacia un panteón ubicado en la zona de El Mezquital, en Apodaca.

De esa forma, Miguel Ángel Echazarreta Trujillo, 49 años de edad; su esposa Mayra Guadalupe Terán Márquez, 46, y la hija de ambos, Fernanda, serán despedidos en su última morada.

Ante los medios de comunicación, los deudos pidieron comprensión y declinaron hacer comentarios en torno a las víctimas y al propio accidente ocurrido el domingo.

La familia Echazarreta Terán tuvo un trágico final en un lapso de 15 meses, al fallecer sus cuatro integrantes en forma sorpresiva y por demás inesperada.

A principios de abril de 2014 murió la joven Mariel, de 22 años de edad, a causa de diversas afecciones cardíacas.

De la mano de sus seres queridos, ella se esforzó para salir adelante y fue sometida a una cirugía en el hospital de la especialidad del IMSS, pero no pudo sobreponerse.

La unidad familiar fue lo que les permitió a sus padres y a su hermana seguir adelante, siempre con el apoyo moral y el cariño del resto de sus familiares.

Familia

Sin embargo, el destino les tenía preparada una tragedia más. El domingo 26 de julio el matrimonio y su hija acompañaron en caravana a otros familiares, para disfrutar de un día de campo en el centro recreativo La Turbina, del municipio de Sabinas Hidalgo, Nuevo León.

Como a las 22:30 horas, cuando regresaban por la carretera a Laredo a la altura del kilómetro 53, en Ciénega de Flores, el automóvil Tsuru ecotaxi en el que los tres se desplazaban fue impactado de frente por un camión de tres y media toneladas.

El conductor del vehículo de carga les invadió carril al intentar rebasar. La pareja quedó sin vida y prensada dentro del coche, mientras que menor salió proyectada por una de las ventanillas.

Las víctimas habitaban en la colonia Lomas de Escobedo, donde eran consideradas personas tranquilas y reservadas, pues casi con ningún vecino acostumbraban convivir.

Por ahora el operador responsable de la tragedia, identificado como Daniel Baena Gaspar, de 32 años, espera que las autoridades le resuelvan su situación jurídica en el transcurso de las próximas horas.