MARCIAL PASARÓN
13 de mayo de 2015 / 09:18 a.m.

Monterrey.- Ser testigo de una golpiza, provocó que un mecánico fuera víctima abuso de autoridad, por parte de elementos de Seguridad Pública del estado, cuyos uniformados lo retuvieron más de una hora y para liberarlo le robaron un teléfono celular.

El hecho ocurrió la tarde del lunes sobre la avenida Alfonso Reyes y Leopoldo González Sáenz, cuando José Luis Martínez se dirigía a su domicilio en la colonia 15 de septiembre, pero al llegar a ese crucero, recibió una llamada de su esposa y para evitar ser multado se orilló al dar vuelta en Leopoldo González Sáenz.

Sin embargo a unos metros se encontraba la patrulla 00856 de Seguridad Publica del Estado. Al estacionarse, el conductor se percató de que los uniformados golpeaban a dos jóvenes, de los cuales uno de ellos tenía el rostro desfigurado.

Al darse cuenta de la presencia del afectado, uno de los elementos de inmediato se acercó al carro y lo obligaron a bajarse del automóvil.

Durante mas de una hora, el hombre fue retenido por los policías estatales, tiempo en el cual su auto fue sometido en una revisión.

Al ser entrevistado el afectado señaló que los uniformados lo acusaban de halconeo y amenazaron con avisar a un delincuente conocido como Willy Sierra.

Tras no comprobar tales acciones, los oficiales le quitaron dinero en efectivo y un teléfono celular valuado en 270 dolares.

José Luis Martínez informó que tras ser liberado interceptó una patrulla de Fuerza Civil, cuyos elementos le tomaron la denuncia.