MULTIMEDIOS DIGITAL | ALEXANDRA AMAO
6 de mayo de 2016 / 11:46 a.m.

Monterrey.- El hombre que murió luego del ataque con granadas y balazos en una almacenadora de chatarra en San Nicolás de los Garza, era un cliente del negocio, informó el procurador, Roberto Flores Treviño, en rueda de prensa.

El funcionario declaró que la víctima se encontraba en el lugar realizando un negocio de compra- venta y se estaba al exterior del sitio y al observar a los delincuentes intentó huir corriendo, pero fue alcanzado por los disparos de arma de fuego.

El propietario del lugar dijo que desde hace tres años dejó de recibir visitas de los delincuentes y aseguró que no había recibido amenazas de ningún tipo.

Flores Treviño mencionó que hasta el momento no se puede revelar si los atacantes perteneces algún grupo del crimen organizado y manifestó que debido al nuevo sistema de justicia penal no se pueden revelar detalles de la investigación.

Edgar Daniel Valencia, secretario de seguridad pública de San Nicolás, dijo desconocer porque la alamacenadora seguía operando, pues las autoridades municipales ya habían cerrado negocios de ese giro, por lo que ya investigan si el lugar operaba de manera ilegal.  

Víctima de granadazos en San Nicolás era cliente de chatarrera
La víctima intentó huir del lugar, pero fue alcanzado por los disparos. | FOTO: ESPECIAL

El procurador informó que como presuntos responsables señalan a dos jóvenes que aún no han sido capturado por las autoridades, pero ya son buscados por un fuerte desligue coordinado por la Agencia Estatal de Investigaciones, Fuerza Civil, Marina Armada y el Ejército Mexicano.

Además, se reveló que Lauro Resendiz Hernández, quien sufrió fractura en una pierna tras lanzarse de un montacargas para ponerse a salvo, estuvo recluido en un penal del Estado, por el delito de narcomenudeo.

                        FUERA DE PELIGRO

Flores Treviño, informó también que uno de los lesionados ya fue dado de alta del hospital, mientras que el segundo aún permanece internado y es reportado como fuera de peligro.