AGUSTÍN MARTÍNEZ
9 de julio de 2018 / 08:12 p.m.

MONTERREY.- Mientras los bares que fueron atacados a balazos el fin de semana permanecen bajo custodia, algunos de los heridos continúan delicados de salud en diferentes hospitales de Monterrey.

No se han reportado más decesos, y poco a poco los cuerpos de las 12 víctimas mortales han sido entregados a sus familiares entre el domingo y el lunes, para que procedan a los servicios funerarios.

Una fuente cercana a las indagatorias señaló que, hasta la noche del lunes, nueve de las víctimas mortales ya habían sido identificadas y reclamadas por los deudos en el Servicio Médico Forense.

Al mismo tiempo, algunas de las nueve personas que resultaron heridas durante el ataque fueron reportadas delicadas, a causa principalmente de impactos de bala en tórax o abdomen.

Aunque las autoridades sospechan que las agresiones en contra de los seis bares obedecieron a represalias o presiones por parte del crimen organizado por el cobro de "piso" o cuotas, no se descarta que se trate de una "declaración de guerra" de un grupo delincuencial a otro ya asentando, en la disputa por la venta y distribución de drogas.

La racha de violencia que sacudió a la ciudad comenzó a las 21:30 horas del sábado en la cantina "La Jarra", del centro de Monterrey, donde dos porteros quedaron heridos.

mvls