REDACCIÓN
26 de octubre de 2017 / 06:15 p.m.

MONTERREY.- El conductor del urbano de la ruta 501 que el pasado martes chocó con el tren y causó la muerte de un pasajero en San Pedro, fue presentado ante un juez de control que lo vinculó a procedimiento judicial por lesiones y homicidio culposo y quedó con arraigo domiciliario como medida cautelar.

Fue el juez de control Miguel Ángel Eufracio Rodríguez quien resolvió la situación legal de Gabriel, de 42 años, en una audiencia que celebró en una sala del municipio de Escobedo, donde el imputado fue representado por el apoderado legal de la aseguradora Quálitas.

El juez consideró que el fiscal Pedro Terán Sánchez reunió suficientes evidencias para continuar el procedimiento judicial en contra de Meza Briseño por el homicidio culposo de un hombre de entre 45 y 50 años de edad, y de las lesiones de consideración que sufrieron los pasajeros Carmen Griselda Osorio Rodríguez, de 45 años, y el menor Adrián, de 16.

El accidente que protagonizó Gabriel ocurrió el pasado 23 de octubre alrededor de las 20:45 horas en el cruce de la avenida Díaz Ordaz y Oro, en la colonia La Leona, en dicho municipio.

De acuerdo a las primeras investigaciones y resultados de pruebas periciales, Gabriel se atravesó en las vías del tren y la mole de acero lo arrastró varios metros.

Con diversas evidencias, el representante social acreditó la probable responsabilidad del conductor que quedó arraigado en su domicilio, donde permanecerá sujeto a investigación judicial, por lo menos, por un mes.


pjt