AGUSTÍN MARTÍNEZ 
4 de julio de 2015 / 06:39 p.m.

Monterrey.- Por lo menos hasta ahora, las palabras de la señora María de la Luz Lara Sosa no fueron escuchadas.

Ella pidió clemencia para su hijo detenido, considerado presunto responsable del asesinato de su propio hermano.

José Hernández Lara, de 47 años, intervino en la audiencia constitucional, en la que un juez de control de detención lo vinculó a proceso por el delito de homicidio.

La autoridad judicial le dictó, como medida cautelar, prisión preventiva en el penal del Topo Chico, y fijó plazo de dos meses y medio para que el Ministerio Público concluya la investigación.

José es acusado de la muerte violenta de su hermano Leonardo Hernández Lara, de 60 años de edad y quien era desempleado.

El crimen fue cometido alrededor de las 22:30 horas del miércoles 1 de julio en el patio de la vivienda que ambos habitaban, en una calle que carece de nombre en la colonia Benito Juárez, al norte de Montemorelos.

Esa ocasión los hermanos comenzaron a discutir cuando, en estado de ebriedad, Leonardo comenzó con los insultos y a molestar, según declararía el ahora detenido.

Durante la discusión José tomó un trozo de leña y comenzó a golpear a Leonardo, a quien continuó agrediendo al verlo en el suelo, hasta dejarlo inconsciente.

Enseguida el golpeador se dirigió a la casa de otro de sus hermanos, en la misma colonia, y le contó lo ocurrido.

Aunque las personas pidieron el apoyo de la Cruz Roja, ya nada se pudo hacer por la víctima, por lo que José optó por permanecer en el lugar y esperar la llegada de las autoridades.

Leonardo era soltero, al igual que José. Vivían en diferentes cuartos que sólo estaban divididos por una pequeña cerca.

La madre de ambos, la señora María de la Luz Lara, indicó el viernes que el ahora fallecido siempre les dio problemas, pues se tornaba violento, problemático y agresivo al encontrarse tomado.