REDACCIÓN
7 de febrero de 2017 / 07:32 p.m.

SAN PEDRO.- El presunto líder del cártel de Los Beltrán Leyva que operaba, principalmente, en el municipio de San Pedro, Eleazar Palomo Castillo, "El cochi", fue presentado ante un juez de control federal que lo vinculó a proceso y le inició un procedimiento judicial por la posesión de las armas de alto poder que le aseguraron que son de uso exclusivo y los delitos que le resulten.

Aunque, los funcionarios de la Sub procuraduría Especializada en Investigaciones de Delincuencia Organizada (Seido) no han proporcionado informes de la situación legal actual de "El cochi", trascendió que quedó sujeto a procedimiento, el cual debe enfrentar recluido en el Cereso de Cadereyta, a donde fue trasladado el domingo en la tarde.

Pese, a que, Eleazar Palomo es considerado un delincuente de alta peligrosidad que desde hace varios años forma parte de las filas del crimen organizado, los funcionarios de la Seido resolvieron presentarlo ante un juez federal de la localidad e internarlo en dicho reclusorio, el cual no es de los considerados de máxima seguridad.

De acuerdo a lo que ha transcendido, fueron elementos de la Marina Armada de México y fiscales de la Seido, quienes la noche del sábado arribaron a la entidad en una nave de la PGR y en la madrugada de ese mismo día realizaron el operativo, en el que lograron la captura del presunto delincuente que desde el 2013 tiene pendiente una orden de aprehensión por el secuestro y homicidio del empresario David Villarreal Fernández.

La orden que enfrenta Eleazar Palomo fue girada por un juez estatal a unos meses de que se registró el homicidio de dicho comerciante, cuyo cuerpo fue descubierto el 12 de septiembre del 2012 en el lecho del río Santa Catarina, a la altura de la colonia Fuentes del Valle.

Por esa misma ejecución, los elementos de la Agencia Estatal de ese entonces lograron la captura de tres de los participantes, quienes fueron sentenciados a más de 80 años de prisión y que delataron a sus cómplices.

Aunque por el momento, "El cochi" solo enfrenta una carpeta judicial por delitos federales, tiene pendiente el procedimiento de las autoridades estatales en un proceso criminal que se le va a integrar bajo las reglas del sistema penal acusatorio tradicional.