REDACCIÓN
23 de noviembre de 2016 / 10:44 p.m.

MONTERREY.- Las presuntas responsables del secuestro del bebé de dos meses de nacido, al que se robaron con violencia de un domicilio de Salinas Victoria, quedaron vinculadas a proceso, pero una fue trasladada al penal del Topo Chico y la otra está a disposición de las autoridades de justicia para adolescentes.

Adriana Ramírez Barrientos y su hija Fernanda Nohemí, de 15, son consideradas presuntas responsables del delito de secuestro agravado en perjuicio del menor Emiliano Alejandro.

Aunque en un principio se mencionó que las dos mujeres eran mayores de edad, en audiencia de imputación quedó claro que Fernanda Nohemí es menor, por lo que está a disposición de las autoridades que corresponde y quienes continuarán investigándola por los hechos que protagonizó el pasado sábado.