ISRAEL SANTA CRUZ
8 de julio de 2017 / 06:24 a.m.

SAN NICOLÁS.- Un joven de apenas 20 años de edad salvó su vida de milagro y prácticamente volvió a nacer, luego de que al auto en el que viajaba le cayera encima una camioneta que invadió carril sobre la avenida Nogalar, en San Nicolás.

Edgar Zárate Carmona, de 20 años, circulaba sobre la Nogalar de poniente a oriente, luego de salir de una reunión con amigos. Sin embargo una camioneta que circulaba por la lateral de la avenida López Mateos y que se incorporó a Nogalar lo hizo a exceso de velocidad, por lo que su conductor no pudo controlar el vehículo.

Éste subió al camellón central y lo utilizó como rampa, por lo que fue proyectado varios metros e impacto al automóvil Tsuru que conducía Zárate Carmona al caerle encima. A su vez el Tsuru que conocía Edgar impacto un automóvil tipo Ikon.

Lo fuerte del impacto provocó que Edgar quedará prensado en el interior de su automóvil, en tanto que el conductor responsable bajó de la camioneta y escapó corriendo a toda prisa.

Al lugar acudieron diversos cuerpos de emergencia tales como Protección Civil de San Nicolás y Servicios Médicos Municipales, quienes intentaron liberar a Edgar durante varios minutos hasta que finalmente lo consiguieron.

Para sorpresa de los presentes el joven conductor no presentaba heridas visibles pues únicamente refería dolor en el hombro izquierdo. Tampoco se podía observar una sola gota de sangre proveniente del conductor. Pese a ello fue enviado de emergencia al Hospital de Zona para una valoración médica más completa y descartar daños internos.

A decir de los paramédicos lo fuerte del impacto debió provocar heridas considerables al joven conductor, aunque no explican cómo es que pudo evitar las lesiones.

Amigos de Edgar que viajaban en vehículos distintos y que llegaron hasta el lugar del accidente señalaron que el joven es devoto y en el auto portaba una imagen de San José, misma que quedó intacta en el tablero del vehículo así como un pequeño Rosario de madera.

Elementos de tránsito de San Nicolás señalaron que en la cabina de la camioneta responsable no se encontraron envases de bebidas embriagantes, aunque si un fuerte olor a alcohol por lo que no descartan que el conductor circular en estado de ebriedad.


dezr