MARCELA PERALES @marce_reportera
5 de julio de 2016 / 08:40 a.m.

MONTERREY.- Una de las partes más fuertes a las que se han enfrentado familias homoparentales es la Iglesia. El argumento es, que como principal defensora de la familia, la Iglesia Católica considera que un matrimonio no debe estar conformado por personas del mismo sexo.

"Nosotros lo que enseñamos y en lo que creemos es en el matrimonio como está dictado en la naturaleza, el hombre y la mujer", dijo el coordinador de la Pastoral Familiar de la Arquidiócesis de Monterrey, Óscar Lomelín.

Remotándose a la Sagrada Escritura y a toda tradición, la Iglesia insiste en que el matrimonio como tal, es la unión conyugal de un hombre y una mujer con fines de procreación, cuestión que resultaría imposible de concretarse de manera natural, entre dos iguales.

El sacerdote Óscar Lomelín señaló que la intención de la Iglesia no es discriminar, si no defender la naturaleza y no lo hechizo por el hombre.

"Tanto por el lado de fe, de revelación, como por el lado racional, científico y de naturaleza, la Iglesia está con esta enseñanza y esta afirmación", señaló.

“No hay discriminación a ninguna persona, por ninguna razón", aseguró.

Ante este argumento, las familias homoparentales, como la formada por los regios Fidel y Joaquín, consideran que la Iglesia ve el matrimonio como un sacramento y no como un derecho civil.

"Nosotros como homosexuales, es raro que alguien quiera casarse por la Iglesia, nos conformamos con tener los derechos para el civil, para que nuestra pareja quede protegida", considera Joaquín.

Además de la Iglesia, para las familias de religión católica también ha representado un desafío los matrimonios igualitarios. Orientadores familiares exponen sus motivos.

“Ellos tienen sus mismos derechos que cualquier ser humano, pueden tener su derecho a la seguridad, sus derechos sociales, jurídicos, laborales, pero sentimos que no es un matrimonio realmente, no es una familia", mencionó Luz María Ortíz Quintos.

La Asociación Neolonesa de Padres de Familia, señala que estas uniones no son aptas para menores, en caso de que la pareja quiera tener hijos, ya sea por adopción o tratamiento asistido.

En el mismo supuesto, Ricardo Covarrubias, orientador familiar destaca la importancia de los matrimonios heterosexuales.

"El asunto es que el niño necesita una imagen paterna y una materna, no solamente es el afecto, no solamente es el cariño, para poder tener una individualidad en su persona, tiene que tener esas dos imágenes, el poder tener esa parte masculina y femenina que le de la integración a la persona", dijo.

Estas opiniones surgen a raíz de familias homoparentales que han decidido tener hijos, como el caso de Krystal y Gisella, cuya historia conocerá en el siguiente reportaje.