NOTIMEX
26 de abril de 2016 / 07:25 p.m.

Naciones Unidas.- Más de 280 escuelas fueron dañadas por el terremoto que el pasado 16 de abril afectó a Ecuador, lo que ha provocado que unos 120 mil menores de edad se queden temporalmente sin clases, indicó hoy el Unicef.

En un comunicado, el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) destacó que los menores más afectados son aquellos que viven en las comunidades de Muisne, Pedernales, Jama, así como en algunas zonas de Portoviejo, Manta y Chone.

El organismo de Naciones Unidas informó que instalará 50 espacios de aprendizaje temporal para 20 mil niños y que distribuirá material de aprendizaje en 700 escuelas del país, lo que beneficiará a 60 mil menores de edad.

“La educación es una línea de vida para los niños que pasan por el trauma del caos y la destrucción. Les ofrece un rutina diaria y un sentido de propósito, además de que los pone en camino para que se recuperen psicológicamente”, expresó Grant Leadity, representante de Unicef en Ecuador.

El organismo asentó que aunque el gobierno y los grupos civiles están aún evaluando los daños por el terremoto, las estimaciones iniciales apuntan a que cerca de dos mil edificios fueron dañados o destruidos y que unas 30 mil personas permanecen en albergues.

Unicef y sus socios humanitarios estimaron además que serán necesarios 23 millones de dólares para resolver las necesidades inmediatas de agua, educación, protección, salud y nutrición de los niños en Ecuador durante los próximos tres meses.

Las autoridades de Ecuador ubican en 655 muertos, 41 desaparecidos, 17 mil 638 atenciones de salud, de las cuales cuatro mil 605 son personas heridas, el saldo del terremoto de 7.8 grados en la escala de Richter que afectó la costa noroccidental del país.