AP
22 de agosto de 2016 / 05:04 p.m.

MICHIGAN.- Las autoridades en Canadá frenaron una invasión de 1.500 personas en balsas inflables que quedaron a la deriva y cruzaron navegando la frontera desde Michigan debido a los fuertes vientos en el río St. Clair.

Esto sucedió durante un evento llamado "Port Huron Float Down" que se realiza cada año en el río que divide a Michigan y Ontario, Canadá.

"El evento no tiene organizador oficial y representa riesgos importantes e inusuales dadas las fuertes y rápidas corrientes, el gran número de participantes, la falta de chalecos salvavidas, y como el caso de este año, las desafiantes condiciones climáticas", informó en su página en internet la policía de Sarnia, Ontario.

Las autoridades informaron que tardaron unas cinco horas para trasladar en autobús a casi 1.500 ciudadanos estadounidenses de regreso a Michigan.

"No estaban preparados si se quedaban varados en cualquier parte", dijo el sargento Scott Clarke al Times Herald 

"Fue casi una pesadilla, pero logramos rescatarlos. Hubo largas filas, tenían frío y estaban mojados, pero al final lograron llegar a casa", agregó.

El evento náutico comenzó en la playa Port Huron's Lighthouse y se suponía que iba a terminar en la playa Chrysler en Marysville.

Empleados de la cuidad de Sarnia pasaron varias horas el lunes recogiendo latas, hieleras e incluso mesas de picnic que aparecieron en la costa canadiense, y que posiblemente iban en las lanchas, dijo la portavoz Katarina Ovens.