NOTIMEX
3 de mayo de 2016 / 07:58 p.m.

Estados Unidos.- El senador Ted Cruz puso fin esta noche a sus aspiraciones presidenciales, tras la decisiva victoria de Donald Trump en las elecciones primarias en Indiana, y dejó vía libre para que el empresario reclame la nominación presidencial republicana.

“Juntos dejamos todo en el terreno en Indiana. Dimos todo lo que tenemos, pero los votantes escogieron otro camino; con un corazón pesado, pero con enorme optimismo por el futuro de largo plazo de nuestra nación, estamos suspendiendo nuestra campaña”, dijo Cruz ante sus seguidores en Milwaukee.

En Nueva York, Trump pareció extender una rama de olivo al senador por Texas, con quien escenificó en los últimos meses una intensa batalla política, que por momentos se tornó personal.

“Es un competidor duro. Tiene un sorprendente futuro. Quiero felicitar a Ted. Él es un duro competidor”, dijo Trump ante cientos de seguidores en los cuarteles generales de su campaña en Manhattan.

“Lo que hizo es valiente”, insistió, dejando de lado el sobrenombre de ‘mentiroso Ted' que aplicó a su rival en la contienda.

La consolidación del triunfo de Trump depende ahora del formalismo de completar el ciclo electoral interno, hasta la convención del Partido Republicano que se realizará en Cleveland en junio próximo.

A diferencia del hostil discurso que ha caracterizado la mayor parte de su campaña, Trump adoptó esta noche un tono conciliador con grupos como los hispanos, y aún con el liderazgo republicano.

“Vamos a atraer a los hispanos. Los hispanos han sido maravillosos conmigo”, aseguró Trump, prometiendo que de llegar a la Casa Blanca transformará el país, dejando atrás la división actual para convertirlo en una nación “en la que vamos a querernos todos”.

Sin embargo, renovó sus ataques contra la aspirante demócrata Hillary Clinton, quien, dijo, sería una desastrosa presidenta de llegar a la Casa Blanca.

Trump acusó al esposo de la precandidata demócrata, el ex presidente Bill Clinton, de provocar un daño económico con la aprobación durante su gobierno del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLACN).

El multimillonario renovó además su promesa de castigar a las empresas estadunidenses que trasladen sus operaciones a otros países, prometiendo: “vamos a traer empleos al país, no los vamos a perder”.

Cruz, quien había apostado sus esperanzas de mantener viable su campaña a un triunfo en Indiana, calificó la jornada de este martes como un punto de quiebre, tras acumular su séptima derrota consecutiva en poco más de un mes.

Trump omitió por completo al gobernador por Ohio, John Kasich, el único de sus rivales que se mantiene en la contienda, aunque sin posibilidades reales.

Kasich aparece apenas con 156 delegados, contra los mil 053 con los que Trump se ubicó esta semana, cuando le faltan poco más de 200 para sumar los mil 237 que requiere para reclamar la nominación presidencial de su partido.