11 de mayo de 2014 / 10:11 p.m.

Pakistán.- El abogado del médico paquistaní que ayudó a Estados Unidos a encontrar a Osama bin Laden dijo el domingo que ya no lo representará debido a amenazas de extremistas, en momentos que Washington presiona por su liberación.

El abogado Samiula Jan Afridi dijo que tomó la decisión después de recibir lo que dijo fue una "advertencia final" de extremistas. Afridi dijo que había representado al doctor Shakil Afridi por razones humanitarias, pero que ahora no le es posible continuar. Los dos Afridi no son familiares.

"Ahora me han advertido que abandone el caso o enfrente las consecuencias", declaró Afridi. "Mi familia y yo estamos bajo una amenaza grave".

El abogado agregó que la fuerte presión de Estados Unidos sobre Pakistán para que libere a su defendido también lo ha afectado. No fue posible contactar de inmediato a funcionarios estadounidenses en la embajada de Estados Unidos en Islamabad.

El doctor Shakil Afridi fue sentenciado inicialmente a 33 años de prisión en mayo de 2012, declarado culpable de proporcionar dinero y tratamiento médico a insurgentes islámicos en la región tribal de Jyber, no por ayudar a la CIA a seguirle la pista a bin Laden. Su familia y los insurgentes han negado las alegaciones. Un tribunal paquistaní redujo posteriormente la sentencia a 23 años en una apelación.

Se cree que las autoridades paquistaníes investigaron a Afridi por dirigir el programa de vacunación que recogió muestras de ADN para tratar de verificar la presencia de bin Laden en Abotabad. Fuerzas especiales estadounidenses mataron al jefe de al-Qaida en un operativo unilateral en 2011, lo que molestó y humilló al gobierno de Pakistán, que consideró a Afridi un traidor que colaboró con una agencia de inteligencia extranjera en una operación ilegal.

A través de sus abogados, Afridi ha negado haber ayudado a la CIA, aunque legisladores estadounidenses han confirmado que sí participó en la caza de bin Laden. Estados Unidos ha ejercido presión diplomática que lo liberen.

Mientras tanto, el domingo un atentado suicida contra refugiados que se inscribían ante las autoridades dejó cinco muertos en la ciudad noroccidental de Peshawar, dijo el funcionario policial Nayibula Jan. La explosión, que ocurrió mientras los refugiados hacían fila en una cancha de fútbol, también dejó 12 heridos, dijo Jan.

El funcionario agregó que los refugiados son desplazados por los enfrentamientos en la cercana región tribal de Jyber.

También el domingo, dos bombas a ras de camino mataron a un paramilitar paquistaní e hirieron a cuatro en el poblado de Mamund, en la región tribal de Bajur cerca de la frontera con Afganistán, dijo el funcionario local Abdul Haseeb Jan.

Nadie se atribuyó de inmediato la responsabilidad por los ataques.

AP