NOTIMEX
2 de septiembre de 2015 / 01:29 p.m.

Washington.- Una mayoría de los católicos de los Estados Unidos considera aceptables tanto los matrimonios del mismo sexo, así como a las familias integradas por unión libres, o por padres solteros o divorciados, reveló hoy un nuevo sondeo nacional.

La encuesta del prestigioso Centro de Investigación Pew, divulgada en vísperas del viaje del Papa Francisco a Estados Unidos del 22 al 27 de septiembre, muestra que muchos católicos estadunidenses discrepan de su iglesia o están divididos en temas como la sexualidad.

En general, un 45 por ciento de los estadunidenses se declararon católicos o conectados con el catolicismo.

Aunque la abrumadora mayoría de los católicos estadunidenses consideran ideales las familias tradicionales formadas por un padre y una madre, una creciente proporción refleja tolerancia y aceptación a otras alternativas de integración familiar.

Un 94 por ciento apoya el matrimonio heterosexual, un 84 por ciento las uniones libres, un 66 por ciento las uniones entre personas del mismo sexo, un 87 por ciento las de padres solteros y un 83 por ciento las de padres divorciados.

Un 66 por ciento de los feligreses católicos que residen en Estados Unidos considera que el uso de métodos contraceptivos no es un pecado, mientras que la mitad estima apropiado que alguien contraiga segundas nupcias sin requerir de la “anulación” del primer matrimonio.

De acuerdo con el sondeo, uno de cada cuatro católicos es divorciado, uno de cada diez se ha casado por segunda ocasión o está viviendo con una pareja romántica sin contraer el matrimonio eclesiástico.

sobre el aborto...

En el país norteamericano, seis de cada 10 consideran al aborto como un pecado.

La víspera, el Papa Francisco dejó a los sacerdotes la discrecionalidad de perdonar “el pecado del aborto” a las mujeres que muestren arrepentimiento, durante el periodo especial del Jubileo de la Misericordia entre diciembre de 2015 y noviembre de 2016.

El jerarca católico tiene previsto llegar a Washington el 22 de septiembre procedente de Cuba, a fin de realizar un periplo en la capital, donde será objeto de una recepción de Estado por el presidente Barack Obama, además de visitar Nueva York y Filadelfia.

lujos, ¿un pecado?

Los católicos estadunidenses están divididos sobre si el consumo en objetos lujosos es un pecado, mientras que la mayoría no tiene problemas con vivir en una casa más grande de lo necesario o usar energía sin preocuparse por su impacto en el medio ambiente.

Sólo los católicos de origen hispano mostraron una mayor inclinación que los católicos no-hispanos que expresar preocupaciones morales sobre el consumo excesivo, señaló el sondeo.

La encuesta Pew fue conducida del 5 de mayo al 7 de junio, entre cinco mil 122 adultos, incluidos mil 016 católicos, con un margen de error de menos o más 3.5 puntos porcentuales.