24 de abril de 2013 / 12:02 a.m.

 Veracruz  • Los audios de conversaciones telefónicas sostenidas por Miguel Ángel Yunes Linares y Miguel Ángel Yunes Márquez con alcaldes, funcionarios y militantes panistas de Veracruz que presentó este día el PRI estatal y legisladores locales y federales del mismo partido, son veraces, sí son ellos, son sus voces, son sus conversaciones, aceptaron en conferencia de medios convocada esta tarde, pero señalaron que se trata presuntamente de intervenciones ilegales hechas por la Secretaría deSeguridad Pública del estado.

La intervención telefónica es ilegal, manifestaron para agregar que pedirán disculpas a la periodista Carmen Aristegui y al empresario de medios Joaquín Vargas durante la conversación que sostuvo con el alcalde panista de Tantoyuca, Joaquín Guzmán Avilés en febrero del 2012. Yunes Linares apuntó que también pedirá audiencia con el panista José Espino a quien descalifica en el mismo audio.

Apuntó que no era su intención poner en entredicho la libertad de prensa, ni evidenciar que Carmen Aristegui o la estación de radio tienen línea para favorecerlo y hablar bien de él.

Negaron también que en los audios estén hablando de desvíos de recursos de Oportunidades en la elección interna del PAN y a favor del ahora senador Fernando Yunes Márquez.

Los panistas insistieron en el juicio político a Rosario Robles y Javier Duarte de Ochoa, pero reiteraron la negativa de que ellos no incurrieron en desvíos de recursos.

El año pasado Yunes Linares, aceptó, no tenía cargo alguno, pero gestionó recursos para los ayuntamientos panistas de Veracruz, no por cuestiones político-electorales, aseguró.

 ISABEL ZAMUDIO