MILENIO DIGITAL
9 de abril de 2017 / 11:23 a.m.

WASHINGTON.- Un portaaviones de Estados Unidos y su flota se dirigen a la península coreana, informaron funcionarios militares, un movimiento que coincide con la intención de Washington de impulsar su capacidad defensiva en la región ante las ambiciones nucleares de Corea del Norte.

“El Comando del Pacífico de Estados Unidos ordenó al grupo aeronaval del portaviones USS Carl Vinson movilizarse como medida prudente para mantener su disposición y presencia en esa zona”, explicó el portavoz Dave Benham a la agencia de noticias AFP.

“La principal amenaza en la región sigue siendo Corea del Norte debido a su temerario, irresponsable y desestabilizador programa de misiles y su búsqueda del arma nuclear”, precisó.

KOREA

La flota de ataque incluye al supertransportador de aviones USS Carl Vinson, dos destructores de misiles y un crucero para lanzar este armamento.

Corea del Norte ha llevado a cabo cinco pruebas nucleares, dos de ellas el año pasado. Funcionarios de inteligencia en Washington aseguran que Pyongyang podría desarrollar en menos de dos años una ojiva nuclear, que estaría en condiciones de alcanzar territorio de EU.

De acuerdo con la cadena de televisión NBC, el Consejo de Seguridad Nacional (NSC, por sus siglas en inglés), de la Casa Blanca, ha presentado a Trump al menos tres opciones para responder al programa nuclear norcoreano, incluida la instalación de armas nucleares en Corea del Sur o matar a su máximo dirigente, Kim Jong-un.

KOREA

Según funcionarios consultados por el canal, ambos escenarios son parte de la apresurada revisión que está llevando a cabo el equipo de Trump sobre la política de EU hacia Corea del Norte, la cual tuvo lugar con motivo del encuentro del mandatario con el presidente chino, Xi Jinping, el jueves y viernes pasados.

La tercera opción que ha planteado el NSC a Trump es la acción encubierta, es decir, infiltrar fuerzas especiales de EU y surcoreanas para sabotear o minar infraestructuras claves para entorpecer el uso de misiles.

Ante el incremento de las últimas semanas por parte de Pyongyang en sus pruebas de lanzamiento de misiles, Trump aseguró que está abierto a una acción unilateral si China no controla a su aliado, y aseguró en una entrevista con el Financial Times que “si China no resuelve (el problema)” EU lo hará.

Ayer Corea del Norte afirmó que el ataque con misiles de EU contra una base aérea en Siria fue “un acto de agresión imperdonable” que demostró que la política de Pyongyang de desarrollar armas nucleares era “la decisión correcta”.

La respuesta del Ministerio de Relaciones Exteriores norcoreano, difundida por la agencia de noticias oficial KCNA, fue la primera de esa nación desde que EU lanzó el viernes 59 misiles Tomahawk contra la base aérea de Shayrat en Siria, que, según el Pentágono, era usada para almacenar armas químicas por parte del gobierno de Bashar Asad.

“La realidad de hoy prueba que nuestra decisión de fortalecer nuestro poderío militar para luchar par a par fue la decisión correcta”, dijo KCNA.

El texto añade que a Corea del Norte no le sorprende esta acción militar de EU, pues es “una advertencia a nosotros”.