10 de junio de 2014 / 03:01 p.m.

Washington.- Hillary Clinton clarificó hoy su declaración de que tanto ella como su esposo, el expresidente William Clinton, salieron "quebrados" de la Casa Blanca en 2001, cuando él concluyó su mandato, como lo afirmó el lunes en una entrevista.

El comentario generó una negativa polémica en la víspera de la aparición este martes de su nuevo libro de memorias "Decisiones difíciles" (Hard Choices), visto por algunos analistas políticos como el lanzamiento de su campaña en busca de la candidatura presidencial.

"Bill y yo fuimos bendecidos obviamente. Trabajamos duro por todo lo que tenemos en nuestras vida y continuamos trabajando duro y hemos sido bendecidos en los pasados 14 años", dijo la ex primera dama entrevistada en el programa "Good Morning America" de la cadena ABC.

Clinton, quien es considerada amplia favorita a la nominación presidencial demócrata, dijo que esta realidad fue la que enfrentaron ella y su esposo después de ocho años de éste último en la Presidencia de Estados Unidos (1993-1997 y 1997-2001).

"Para mí es una realidad que enfrentamos cuando salimos de la Casa Blanca. Quiero decir que tuvimos que seguir trabajando realmente duro", precisó.

Este comentario distó mucho del que la exsecretaria de Estado hizo el lunes en una entrevista con la misma cadena, en anticipación al lanzamiento de su libro.

"Salimos de la Casa Blanca no sólo en bancarrota, pero con deudas (...) no teníamos dinero cuando llegamos ahí (a la Casa Blanca) y luchamos para tener juntos los recursos para el pago de hipoteca, para las casas, para la educación de Chelsea. No fue fácil", dijo.

La pareja Clinton cuenta con dos casas, una en Washington en la exclusiva zona residencial de Georgetown, y otra en Nueva York.

El comentario generó críticas contra Clinton, a quienes algunos detractores acusaron de estar desconectada de la realidad de millones de estadunidenses, comentarios a lo que la exsenadora demócrata también respondió este día.

"Déjenme clarificar que aprecio totalmente lo duro que es la vida para muchos estadunidense hoy", indicó al inicio de su entrevista, al ser cuestionada al respecto.

Clinton dio a conocer que al fin de la Presidencia de su marido, ambos tenían deudas por 12 millones de dólares, y que la realidad que tuvieron que enfrentar fue: "simplemente teníamos que continuar trabajando realmente duro". 

Reportes de prensa difundieron en 2000 un acuerdo de la aún senadora por Nueva York mediante el cual vendió a la casa editorial Simon and Schuster los derechos de otro libro autobiográfico, "Living History", por ocho millones de dólares.

FOTO: Ap

NOTIMEX