6 de agosto de 2014 / 02:02 p.m.

Los Ángeles.- Después de 36 años, Estela de Carlotto, mujer que integra a la asociación argentina de Las Abuelas de Plaza de Mayo, encontró a su nieto secuestrado por la dictadura militar que hubo en Argentina, durante el periodo 1976-1983.

Los padres de Guido, nombre del nieto de Estela, pertenecieron a la organización guerrillera Los Montoneros, pero fueron secuestrados por las fuerzas dictatoriales, en noviembre de 1977.

Meses más tarde nació Guido, el 26 de junio de 1978, en las instalaciones del Hospital Militar de Buenos Aires. Según testimonios, su hija Laura dio a luz estando esposada y sólo le permitieron estar cinco horas con Guido.

Dos meses más tarde, fue asesinada y su cuerpo se entregó a su madre, sin embargo, del nieto no se supo nada y desde entonces De Carlotto inició una lucha pacífica, en la que no hubo palabras de odio o venganza, sólo la exigencia de justicia.

Junto con otras mujeres, conformó el grupo que es referente internacional en la lucha por los derechos humanos. A partir de su creación, Estela vio como 113 mujeres conocieron qué fue de sus nietos, pero del suyo nada.

Fue María Servini de Cubría, jueza encargada de investigar la causa de varias desapariciones, le dijo: "Estela, hemos encontrado a un niño más".

Tras darse a conocer la noticia, en conferencia de prensa, Estela compartió: "No quería morirme sin abrazarlo. Ya tengo mis 14 nietos conmigo. La silla vacía está con él...Lo voy a abrazar. Quiero tocarlo, quiero ver si es como lo soñamos".

Guido de Carlotto hasta ayer era conocido como Ignacio Hurban, nombre que le dieron sus padres adoptivos. Fue criado en el municipio de Olavarría, donde actualmente dirige la escuela de música "Hermanos Rossi".

También es un reconocido compositor y tecladista. Al tener dudas sobre su identidad y sospechar que podría ser uno de los nietos desaparecidos durante la dictadura militar de Argentina, Guido acudió voluntariamente ante las autoridades para realizarse pruebas de ADN, las que arrojaron que, efectivamente, su verdadera identidad es la de Guido de Carlotto.

Hasta el momento Estela no se ha encontrado personalmente con su nieto, sólo vía telefónica.

Guido es el nieto número 114 que logran encontrar las Abuelas, sin embargo existen 400 denuncias por resolver.

La asociación cuenta actualmente con 85 sedes en Argentina y una fuerza laboral de 150 empleados.abuelas carlotto3“Esto es para los que todavía pretenden que olvidemos, que demos una vuelta a la página como si nada hubiera pasado.

FOTO: Especial

AGENCIAS