AP
3 de octubre de 2016 / 05:38 p.m.

MIAMI.- Convencidas de que el voto latino de la Florida podría definir al próximo presidente de los Estados Unidos, organizaciones de hispanos trabajan a toda máquina para registrar votantes hispanos antes de que se venza el plazo de inscripción en los padrones electorales el 11 de octubre.

"En la Florida el voto latino es crucial. Es casi imposible ganar la elección sin el voto latino", manifestó Natalie Carlier, coordinadora regional de la Florida del Consejo Nacional de La Raza, una de las organizaciones de derechos civiles y apoyo a los hispanos más importantes del país.

En lo que va del año, el Consejo —más conocido como NCLR por la abreviatura de su nombre en inglés— ha registrado 47.000 votantes hispanos, y espera superar los 50.000 en la última semana que queda antes de que venza el plazo, dijo Carlier. En la última década, la cifra de hispanos registrados en el estado asciende a 245.000.

Aunque su organización trabaja registrando votantes en todo el país, el foco de atención está en la Florida.

A nivel nacional, incluyendo la Florida, el total de votantes hispanos registrados por el NCLR asciende a 60.000 en 2016 y a medio millón en la última década.

Carlier habló en una rueda de prensa organizada en el Miami Dade College, la universidad pública con más hispanos de todo el país.

La institución educativa también trabaja ofreciendo instrucción cívica a los estudiantes latinos, ayudándolos a convertirse en ciudadanos estadounidenses y en el proceso de empadronamiento, explicó Rick Soria, presidente de uno de los ocho campos universitarios de la universidad.

Durante décadas Miami ha sido la puerta de entrada al país de millones de inmigrantes. Entre 2010 y 2015, la población estatal sumó casi 1,5 millones de personas y los latinos representan más del 50% de ese crecimiento, de acuerdo con información de la Oficina del Censo.

La Florida es un estado indeciso, donde podrían ganar tanto los demócratas como los republicanos. Del total de 12,2 millones de votantes que tiene, 2 millones —el 17%— son hispanos, según la División Electoral de la Florida.

La población hispana del estado se concentra principalmente en el sur, en Miami y sus alrededores; y en la región central, cerca de Orlando.

A nivel nacional, hay más de 27,3 millones de hispanos en condiciones de votar, aunque sólo unos 13,1 millones de ellos acudirían a las urnas, según la organización estadounidense de funcionarios latinos NALEO.

María Garza, presidenta del Consejo Mexicano-Estadounidense, explicó que sus esfuerzos están concentrados en la comunidad agrícola del sur de la Florida, donde viven campesinos con ascendencia en diferentes países centroamericanos.

"Lo que le decimos a la gente es que no importa por quién vote, lo que importa es que vote", dijo la activista. "Al convertirse en votante, nuestra gente puede asegurar que los funcionarios elegidos escuchen sus preocupaciones, y creen políticas que les den mejores oportunidades para tener éxito".

Las organizaciones dijeron que han puesto en marcha diferentes estrategias para movilizar a los hispanos a que se registren y voten, entre ellos mesas y eventos especiales para ayudarlos a llenar los formularios de empadronamiento hasta sitios de internet, dispositivos para los teléfonos celulares, trabajo de voluntarios que tocan puertas de casas, seminarios de educación cívica en escuelas secundarias y campañas de medios sociales.

"Hemos visto la importancia vital de la Florida para los resultados de las elecciones nacionales, y ésta no será una excepción", manifestó Renata Soto, presidenta de la Junta de Directores del NCLR.

"Lamentablemente, en esta elección, los hispanos en general, y los inmigrantes en particular, han sido usados como chivos expiatorios, o los han ignorado totalmente. Pero hoy estoy aquí para decir ¡que el 8 de noviembre escucharán nuestro potente clamor".