AP
6 de enero de 2016 / 02:48 p.m.

Washington.- Actos maliciosos superaron a los accidentes como la principal causa de muerte durante en pleno vuelo en el 2015 por segundo año consecutivo, de acuerdo con un conteo de la industria.

Hubo solamente ocho accidentes de aviones de aerolíneas el año pasado, con 161 pasajeros y tripulantes muertos — las menores cantidades desde 1946.

Lo anterior es un reflejo de cómo ha mejorado la seguridad aeronáutica y el diseño de las aeronaves, dijo Flightglobal, una compañía experta del sector.

Ese total de 161 muertes accidentales es rebasado ampliamente por las 374 muertes causadas cuando un avión de Germanwings fue estrellado deliberadamente en una ladera en los Alpes franceses en marzo, y cuando un avión ruso de pasajeros lleno de turistas estalló sobre Egipto en octubre.

En el 2014, el saldo de muertes por la desaparición de un vuelo de Malaysia Airlines y por el derribamiento de otro que fue derribado sobre Ucrania fue de 537, comparado con 436 muertes accidentales ese año.

Esos totales abarcan todo tipo de vuelos de aerolíneas, incluyendo de carga, entrenamientos y mantenimiento. En total, solamente 98 pasajeros murieron el año pasado en accidentes. Es una enorme mejora respecto a los 790 pasajeros muertos accidentalmente en el 2007 y el promedio anual de mil 289 en los setenta.

"En años recientes, la seguridad de las aerolíneas ha mejorado considerablemente hasta el punto en que hay muy pocos accidentes fatales y muertes en un año", dijo Paul Hayes, director de seguridad de vuelos y seguros para Flightglobal. "Sin embargo, la seguridad de los vuelos sigue siendo una preocupación".

Aunque algunos años son mejores que otros, la tasa de accidentes fatales ha estado mejorando durante años. La tasa global de accidentes aéreos fatales para todo tipo de operaciones de aerolíneas en el 2015 fue de uno por cada 5 millones de vuelos, la mejor de la historia. En el 2014, la mejor tasa previa, la cifra fue de uno por cada 2.5 millones de vuelos. Las operaciones de aerolíneas son ahora cuatro o cinco veces más seguras que hace 20 años.

Una importante razón es la mejor ingeniería y tecnología. Los aviones y sus motores en la actualidad son mucho más seguros que generaciones previas. Están más automatizados, lo que reduce muchos errores humanos. Tienen mejores sistemas de navegación, basados en satélites. Están fabricados con materiales mejores, más ligeros y menos corrosivos. Y están equipados con sistemas de seguridad introducidos en décadas recientes y mejorados repetidamente con el tiempo, que han eliminado casi totalmente las colisiones entre aviones o contra montañas o tierra.