FANNY MIRANDA Y FERNANDO DAMIÁN
27 de agosto de 2013 / 12:38 p.m.

Ciudad de México • La Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados y la comisión única de negociación de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) acordaron conformar una comisión tripartita y reunirse hoy a las 17 horas en un hotel de Polanco para construir una ruta de solución al conflicto generado por la reforma educativa planteada por el gobierno federal.

 

Sin embargo, luego de reunirse con los legisladores por más de tres horas, los maestros disidentes encabezados por el secretario general de la sección 18 de Michoacán, Juan José Ortega Madrigal, y el de la sección 22 de Oaxaca, Rubén Núñez, sostuvieron que no confían en que esta nueva mesa de diálogo haga posible que se integren sus propuestas en la legislación, como lo han demandado a través de sus marchas y bloqueos en la capital del país.

 

"Categóricamente decimos que no; sin embargo, para demostrar que la CNTE tiene propuesta pedagógica y está abierta al diálogo, vamos a acudir a ese y a todos los espacios que seamos invitados, en donde exista posibilidad de la construcción de un acuerdo que nos dé la posibilidad de transitar en beneficio de la educación pública", afirmaron.

 

En la reunión en la que participaron los coordinadores de las fracciones del PRI, Manlio Fabio Beltrones; del PRD, Silvano Aureoles; del PVEM, Arturo Escobar, y de Movimiento Ciudadano, Ricardo Monreal, los dirigentes de la Coordinadora presentaron los “tres ejes fundamentales” de su propuesta que ampliarán en la mesa de esta tarde.

 

"Consideramos ejes fundamentales la gratuidad de la educación, como un derecho social; la construcción de un nuevo modelo educativo con la condición de la transformación del ser humano, que dé como resultado ciudadanos libres, cultos, integrados a una actividad económicamente activa, recomponiendo nuestro tejido social, y también, como un derecho legal y legítimo, la defensa de todos los trabajadores de la educación", indicó Ortega Madrigal.

 

Al salir del encuentro, Beltrones convocó a los docentes a presentar la redacción específica de las leyes que desean modificar, "para poderle dar tratamiento legislativo", pero si no entregan nada, dijo, continuarán con el proceso legislativo.

 

"El trabajo en el Legislativo continuará, nadie podrá impedir, sin argumentos precisos, que nosotros procesemos una reforma que está calificada de conveniente para el país", precisó el priista.

 

Además, coincidió con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, en que no hay marcha atrás a la reforma.

 

"El objetivo fundamental es buscar calidad de la educación y ésta se logra a través de la evaluación. Si hay una propuesta distinta que sea aceptable, en la búsqueda que salgan ganando los niños y jóvenes de México, con calidad educativa, estamos dispuestos a escucharla, pero queremos ya que se pongan sobre la mesa redacciones específicas", apuntó.

 

En tanto, el perredista Silvano Aureoles consideró difícil que regrese el procedimiento de la discusión de la Ley de Educación y la del Instituto Nacional de Evaluación Educativa, pero confió en que existe oportunidad en la discusión de la ley del Servicio Profesional Docente.

 

Para esta tarde, 20 maestros de la CNTE se reunirán con 21 legisladores de la Comisión de Educación; 14 son diputados y siete senadores.

 

Llamado a distensión

- El jefe de gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, sostuvo que su administración no es partidaria de la represión en ninguna de sus formas, pero advirtió que es su obligación salvaguardar la integridad de los habitantes de la Ciudad de México y de sus bienes, por lo que es necesario encontrar un punto de equilibrio.

 

- Llamó por ello al Congreso de la Unión y a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación a distender el conflicto que afecta a la capital del país.

 

- Diputados federales del PRD cerraron filas con el mandatario capitalino, a quien le expresaron su apoyo.