2 de junio de 2013 / 10:47 p.m.

  

Ciudad de México • China responsabilizó al ex presidente Felipe Calderón de haber afectado “muy negativamente” las relaciones bilaterales con ese país, al insistir en entrevistarse en 2011 con el Dalai Lama, lo que atoró el acuerdo para exportar carne de cerdo a ese país. Asimismo, la inseguridad en su sexenio provocó que empresas de automotores cancelaran inversiones, porque la situación era “muy seria”.

Así lo afirmó el embajador de China en México, Zeng Gang, al detallar la visita de Estado que realizará esta semana el presidente de su país, Xi Jingping, y que contempla la firma con el presidente Enrique Peña Nieto de acuerdos comerciales de inversión por 2 mil millones de dólares, así como entrevistas con empresarios y una visita al Senado para dirigir una discurso en sesión solemne ante la Comisión Permanente.

En conferencia, el embajador dijo confiar que en el mandato del presidente Peña de podrá relanzar la relación entre ambos países, porque el presidente de México ha mostrado un gran interés en la zona de Asia-Pacífico y ésta podrá tener “una altura y nivel nuevo”.

El embajador Zeng Gang dijo que uno de los acuerdos comerciales a concretar será la exportación de carne de cerdo prevista por México desde 2008, cuando Calderón visitó China, y que se postergó cuando el entonces presidente decidió recibir al Dalai Lama en 2011.

“Cuando ambas partes estaban a punto de lograr un acuerdo, el entonces presidente Calderón se entrevistó con el Dalai lama y como un manifiesto de la reclamación, el gobierno de China tomó algunas posturas entre las que se incluyó la postergación del proceso, del permiso” dijo el diplomático en voz de un traductor.

Al agregar que hasta mayo del año pasado la ex canciller Patricia Espinosa reinició el proceso de negociación con China y apenas el pasado 16 de mayo, la parte mexicana finalizó la firma de algunos documentos, incluido el certificado de sanidad y algunos trámites médicos, por lo que el país asiático empezó a permitir a algunas empresas mexicana hacer dicha exportación.

Diría que resultado de esa entrevista con el Dalai Lama, Calderón “afectó muy significativamente las relaciones bilaterales”.

Además, indicó que la situación de inseguridad que enfrentó México en la administración calderonista fue muy seria y ello daño el flujo de inversionistas, como el sector automotriz que planeaba instalar un corredor industrial y que ahora, bajo la administración del presidente Peña ha reconsiderado traer sus armados a territorio mexicano porque aquí encuentra mano de obra de buena calidad.

Hizo notar que, por ejemplo, había una empresa de tubería instalada en Tamaulipas que llevaba su producto a Manzanillo y fue robada 6 veces, con pérdidas por 2 millones de dólares.

Sobre el caso del fallido proyecto del Dragon Mart, en Cancún, Quintana Roo, dijo que el gobierno de China no tiene conocimiento porque se trata de un proyecto de empresarios mexicanos, con apenas un cinco por ciento de una empresa privada china.

Angélica Mercado